Dictadura de Maduro superó hiperinflación del primer gobierno de Alan García

Carlos Rosales
h

El Fondo Monetario Internacional (FMI) determinó que la hiperinflación en Venezuela ha alcanzado una cifra extraordinaria, que supera -de lejos- a la del primer gobierno de Alan García.

Hablar del primer gobierno de Alan García, es referirse a los 'paquetazos' que generaron la hiperinflación en el Perú desde 1985, y que es más recordado por las interminables colas en las tiendas para adquirir productos.

Cifras oficiales resaltan que la inflación en el Perú, durante la primera gestión del líder aprista, llegó a 2'178,49%. Cifra, que, hasta la actualidad, parecía insuperable. No obstante, el dictador venezolano Nicolás Maduro rompió los esquemas y superó la estadística.

PUEDES VER Odebrecht: exsecretario de Alan García se reunió 20 veces con Jorge Barata

El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó que el gobierno de Venezuela, con Maduro al mando, llegó a los 10'000,000% en hiperinflación, superando -de lejos- a la increíble cifra a la que llegó la gestión de Alan García en 1985.

Cifras oficiales de inflación

Venezuela: 10,000,000%, Zimbabwe: 73%, Sudan: 49%, Argentina: 43%, Irán: 37%, South Sudan: 24%, Liberia: 22%, Yemen: 20%, Angola: 17%, Turkey: 17%, Uzbekistan: 16%, Sierra Leone: 15%, Libya: 15%, Haiti: 14%, Egypt: 14%, Nigeria: 11%, Zambia: 10% y Ethiopia: 9%.

Como se recuerda, el desabastecimiento y las largas colas para conseguir los productos básicos siguen generando recuerdos en los peruanos que tienen más de 35 años de edad. El inti, moneda que circulaba efímeramente entre 1985 y 1991, fue reemplazada por el nuevo sol que equivalía a un millón de intis.

PUEDES VER Atala actuó como testaferro de Nava para recibir coimas durante el gobierno de García

En la primera gestión de Alan García la gasolina subió en 30%, la electricidad en 12% y los alimentos como la leche, el maíz y el arroz en porcentajes similares. El desequilibrio comercial dio origen a la disminución de las reservas, por lo que al Estado le empezó a faltar dinero para los subsidios.

Por ese motivo, se empezó a imprimir más dinero, a ampliar los subsidios y, por ende, aumentar la demanda. Esto fue lo que dio origen a un aumento de la inflación. De igual manera el gobierno ordenó un aumento de salarios, lo que ayudó a incrementar la demanda. La nacionalización de la banca en 1988, y el éxodo de los inversionistas extranjeros complicó aún más la situación.