Y ahora, ¿cuál es el plan?

Sigrid Bazán
3 04 2019 | 01:34h

“Lo que sí necesitará Del Solar para su presentación ante el Congreso es mayor respaldo de sus colegas de gabinete”.

De acuerdo a la más reciente encuesta del Instituto de Estudios Peruanos (IEP), el 54% de los peruanos cree que Martín Vizcarra no tiene un plan claro para el desarrollo del país. Es curioso porque de este porcentaje, la mayoría se concentra en el sur del país y en Lima.

A estas cifras también se suma el más reciente bajón de 12 puntos porcentuales en la aprobación del presidente y el poco interés de la gente en el gabinete de Salvador del Solar. Debo admitir que, como ciudadana, tampoco me he sentido entusiasmada al escuchar al flamante designado premier comentar el carácter no vinculante de las propuestas de la Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política, antes que sentar posiciones fuertes y claras sobre temas que llevan años en discusión, varios con mucho consenso.

Y es que mensajes de diálogo e institucionalidad no pueden quedar en palabras vacías, que se las lleva el viento: toca replantear el discurso sin descuidar la lucha anticorrupción. Entre los temas más preocupantes, los estudios señalan a los servicios de salud y la lucha contra la delincuencia. ¡Cómo no darnos cuenta que la corrupción es transversal a estos y otros temas! ¿No estamos hartos de la impunidad? ¿De que siempre liberen a los delincuentes –o que nunca atrapen a aquellos de saco y corbata–? La lucha anticorrupción tendrá que aterrizar también a temas concretos, más allá del diálogo con las bancadas de oposición por el voto de confianza.  

Lo que sí necesitará del Solar para su presentación ante el Congreso es mayor respaldo de sus colegas de gabinete. Gloria Montenegro en el sector Mujer y Poblaciones Vulnerables viene haciendo un buen trabajo, pero hay ministros que aún no despegan. Aún hay tiempo de hacer anuncios que demuestren el compromiso, mientras que el Congreso sigue poniendo sus errores en bandeja. Para el juego político, por esos lares, hacen falta dos.

El otro tema que se viene con toda celeridad son los interrogatorios pendientes por el caso Odebrecht. Ese aspecto de la lucha anticorrupción es uno de los más cruciales y tendrá que ser defendido. Seguro encontrará eco en la unidad de sectores interesados en que la verdad llegue finalmente a conocerse.