Economía: Todo no va a estar bien

Humberto Campodónico
03 Abr 2019 | 1:33 h

“No hay compartimentos estancos en la lucha anticorrupción, las reformas políticas, judiciales e instituciones, la solución de los conflictos sociales  (Las Bambas) y la reactivación de la economía”.

En la última encuesta del IEP el 64% cree que el país está creciendo poco o nada, lo que explica buena parte de la caída de 12 puntos del presidente. Y la economía no va a mejorar para la gente, digan lo que digan el MEF y el BCR

Veamos. En el 2018 la inversión pública (IP), uno de los principales motores, creció 8.4%, pero en el 2019, dice el BCR (1), solo crecería 1%, sí, 1%. Esta misma IP –medida como % del PBI– sería 4.4% en el 2019, la más baja en 10 años. Con este nivel paupérrimo de IP (en Bolivia es el 9% del PBI) no se va a “mover la economía” ni avanzar de verdad en la reconstrucción del norte.

El declive de la IP viene en parte por el cambio de autoridades regionales y locales. Pero sobre todo porque el MEF quiere reducir el déficit fiscal lo más rápido posible. Si bien la meta era 3% del PBI en el 2018, el MEF “logró” que sea solo 2.5%. Y para el 2019 y 2020 bajará a 2.3% y 2.1%. Nada obliga al MEF –salvo el dogma– a reducir tanto y tan rápido el déficit fiscal. El gobierno pagará, no ellos. 

También cae el empleo desde el 2013. En Lima (Encuesta de Empleo del INEI), la tasa de desempleo en el trimestre diciembre 2018/febrero 2019 fue 7.6%. Si le sumamos el sub-empleo por horas de 12.4%, el 20% de la PEA de Lima de 5.2 millones, no consigue trabajar. Ojo.

Lo mismo pasa con los ingresos mensuales: en el trimestre noviembre 2018/enero 2019 cayeron -1.7% con respecto al año pasado (INEI) y más en los que tienen educación primaria (-3.2%) y educación superior universitaria (-3.0%). ¿Sorpresa?

La encuesta IEP dice que el 24.1% “cree que el gobierno se preocupa más por los venezolanos que por los propios peruanos” (ojo). En Lima es el 25.3% y en el centro y sur es 30%. Esta preocupación por empleo y salarios viene justo después de la delincuencia (38.4%). 

Esto no debe llevar a posiciones xenófobas, que condenamos. Pero sí a una política migratoria (la actual es: “no hay ninguna política y pueden entrar todos los que llegan”, que ya son 700,000), además de una previsión de servicios de salud y educación escasos. El costo ya está en las encuestas. Y seguirá aumentando. 

El tema clave no es la reforma laboral “trucha” sino aumentar los ingresos fiscales, de los más bajos de América Latina. Vergüenza. El ministro Oliva ha dicho que la norma antielusión “contribuirá a sumar 0.6 % del PBI a la recaudación tributaria” (Andina, 01/04/19), o sea S/ 4,440 millones anuales. Ya van 7 años. ¿Saldrá? 

También “se iban a eliminar” exoneraciones tributarias a los casinos, al sector financiero y otros. Pero en diciembre el Congreso las prorrogó (!!!). Tampoco se ha avanzado en extender los plazos de la devolución del IGV a los exportadores, sobre todo al sector minero, que en el 2019 será 2.2% del PBI, S/ 16,280 millones (RI). Si se prorrogara la devolución del 50%, ingresarían S/ 8,000 millones más. Chau déficit fiscal.

Para terminar, no hemos hablado del súper precario entorno internacional ni de diversificación productiva. Segundo, no hay compartimentos estancos en la lucha anticorrupción, las reformas políticas, judiciales e instituciones, la solución de los conflictos sociales (Las Bambas) y la reactivación de la economía. Tercero, si se sigue escuchando al MEF y al BCR –“todo va a estar bien”– el 64% que cree lo contrario seguirá aumentando. Veremos qué dice el premier el jueves. Todos estamos avisados.

1 Reporte de inflación, marzo 2019, www.bcrp.gob.pe