Augusto Ferrero: “Es una pena que Luis Bedoya no haya sido presidente”

La República
1 Mar. 2019 | 21:00h
Augusto Ferrero Costa. Magistrado del Tribunal Constitucional (TC).

"Uno de los desafíos del PPC es prepararse para los próximos comicios presidenciales. Ver si lanza un candidato propio o entra en una alianza popular" 

El magistrado Augusto Ferrero Costa fue designado por Luis Bedoya Reyes para dar el discurso de presentación por sus 100 años. El abogado reflexiona que el perfil del exalcalde por anteponer al Perú a sus intereses personales hizo que el también llamado "Tucán" no haya logrado la presidencia.

PUEDES VER Luis Bedoya confía en defensa de Lourdes Flores por aportes de Odebrecht

¿Cuál es la trascendencia de Luis Bedoya Reyes en la historia política del Perú?

Deberíamos citar siempre lo que dijo Mario Vargas Llosa sobre Luis Bedoya Reyes: que era un caso emblemático porque era un hombre que si algo mereció fue ser presidente y que quizá de haberlo sido otro sería nuestro destino. Una pena que un valor político de la calidad del doctor Bedoya no llegara a ocupar la presidencia de la República del Perú.

¿Qué factor hizo que no llegue a la presidencia?

Lo que ocurre es que él fue un extraordinario candidato a la alcaldía de Lima. No nos olvidemos que en el Perú había tres frentes: el aprista, el odriista y el acciopopulista. Cuando Belaunde sale elegido presidente por primera vez representaba uno de los tres frentes y cuando lanzan a Bedoya a la alcaldía lo lógico era pensar que este perdería la elección porque los dos frentes unidos sumaban mucha más gente. A pesar de ello, consigue una gran victoria en la elección contra María Delgado de Odría. Al ser reelegido alcalde en 1966, se produjo el golpe de Velasco y se interrumpen las elecciones presidenciales hasta el 80. Cuando Belaunde restablece la democracia en su segundo periodo volvió a contar con el apoyo del PPC. El sentimiento popular era reivindicar al presidente.

¿Qué hubiese cambiado si hubiese sido presidente?

Es un hombre sumamente sensato, con una gran experiencia jurídica y de gran sensibilidad social. Eso lo hubiera ayudado cabalmente a hacer por el pueblo lo que merecía.

¿Qué merecía?

Lo explicó en su mensaje por sus 100 años. Hacer crecer a la clase media, fortalecerla. Que se expanda, como es en los países europeos y, en su momento, Argentina.

PUEDES VER Un lúcido Bedoya llega a los cien años y llama a fortalecer a la clase media

En su mensaje por su cumpleaños, Bedoya afirmó que no se pierda de vista a la clase media. ¿Qué opina?

Es fundamental y no hay otra manera (de hacerlo) que pase a la clase media gente de la clase alta; y que pase a la clase media también gente del pueblo. Esa es la única forma en que se puede fortalecer la clase media. Y es lo que viene ocurriendo. En las universidades estudia ya muchísima gente que era popular y que hoy en día viene incrementando la clase media.

¿Fue su iniciativa dar el discurso en su homenaje?

Él me eligió para dar el discurso de introducción porque me dijo que quería que no lo diera un político sino una persona alejada de la política. Un día me llamó al Tribunal Constitucional y me llamó la atención que fuese tan generoso conmigo. Quería un discurso despolitizado. Le agradecí muchísimo. Me sentí muy honrado.

¿Cuál es la implicancia de que le cediera a Haya de la Torre la presidencia de la Constituyente en 1979?

Fue un gran gesto humano y de gran inteligencia política porque de esa manera, entre el PPC y el APRA, dieron la Constitución de 1979. Si Bedoya aceptaba la presidencia, con el apoyo de la izquierda no se conseguía una Constitución. Ese es el asunto.

¿Cuáles son los desafíos para el PPC?

Prepararse para los próximos comicios presidenciales. Ver si lanza un candidato propio o entra en una alianza popular.