Cámara de Comercio de Lima demanda medidas drásticas para combatir la corrupción en el Perú

Myriam Nunez
29 01 2019 | 07:02h

Presidenta de ese gremio empresarial, Yolanda Torriani, planteó al Ejecutivo impulsar acciones conjuntas a fin de castigar a los corruptos que existen en el Gobierno central, así como en los gobiernos regionales y municipales.También en el sector privado.

 

 

 

La presidenta de la Cámara de Comercio de Lima (CCL), Yolanda Torriani, demandó hoy al Ejecutivo impulsar acciones conjuntas y efectivas para castigar a los corruptos que existen en distintos niveles del Gobierno central, así como en los gobiernos regionales y municipales; y también en el sector privado. Formuló el pedido tras conocer que el Perú ocupa el puesto 105 en el ranking del Índice de Percepción de Corrupción difundido por Transparencia Internacional.

 

 “Toda lucha contra la corrupción no solo debe incluir formas de prevención, identificación de responsables o un sistema eficiente de fiscalización. En nuestro país se ha dicho mucho sobre cada una de estas cosas pero existe la percepción de que en el Perú prima la impunidad. Es esa impunidad la que debemos combatir”, afirmó la ejecutiva.

 

Precisó que a lo largo de la historia, casi desde la fundación de la República, los peruanos hemos sido testigos de varios ejemplos de actos graves de corrupción que quedaron impunes.

 

“Mientras no seamos capaces de sancionar a quienes delinquen en el Estado, a quienes se aprovechan de  su posición y de los recursos públicos, no podremos avanzar en una verdadera lucha anticorrupción. Tampoco debemos excluir a los malos empresarios  grandes, medianos o pequeños que se coluden con estos malos funcionarios para sacar ventaja y hacerse de una riqueza mal ganada. No a la corrupción; venga de donde venga”, manifestó Torriani.

 

PUEDES VER. Vizcarra pide unidad a los peruanos para luchar y derrotar la corrupción

 

Consideró además que la posición que hoy ocupa el Perú en este ranking afecta de forma importante la imagen del país en los mercados internacionales, donde los costos de la corrupción son considerados un factor que puede influir en la toma de decisiones de los flujos de capital.

  

La máxima representante de la CCL coincidió con la información emitida por Proética en el sentido que los países con bajos niveles de institucionalidad presentan los peores niveles de percepción de corrupción, motivo por el cual es necesaria una respuesta urgente de todos los sectores del país.

 

“Debemos recuperar nuestra institucionalidad y ese trabajo debe comenzar en los hogares, en la escuela para ir construyendo un país libre de corrupción”, anotó. 

 

Torriani recordó que el sector privado está haciendo el máximo esfuerzo para combatir actos ilegales pero esta lucha no puede ser unilateral, pues requiere de un Estado sólido y de un sistema de justicia que, con imparcialidad, puedan combatir eficientemente a quienes delinquen.