Lazy loaded image

Jorge Yoshiyama involucra a Keiko Fujimori en complot para encubrir falsos aportantes

Ángel Páez
06 Ene 2019 | 1:27 h

Testigo presencial. Abogado Edward García Navarro contrató a una letrada que tuvo como misión entrenar a empleados del congresista fujimorista Miguel Castro para que mintieran ante la Fiscalía diciendo que sí habían donado dinero a la campaña presidencial de la excandidata. Yoshiyama también señaló a su exdefensora y actual abogada de Keiko Fujimori, Giuliana Loza.

El golpe vino de donde menos lo esperaba Keiko Fujimori. Jorge Yoshiyama Sasaki corroboró ante las autoridades lo que otros testigos protegidos revelaron a la Fiscalía de Lavado de Activos: falsos aportantes de la campaña presidencial de Fuerza 2011 recibieron asesoría de abogados relacionados con el Estudio Oré Guardia para que mintieran y declaren que sí habían donado dinero. Lo más grave de la confesión de Jorge Yoshiyama es que señaló a la propia Keiko Fujimori como parte de la conspiración.

De acuerdo con el más reciente testimonio de Jorge Yoshiyama, sobrino carnal del exjefe de campaña de Keiko Fujimori, Jaime Yoshiyama Tanaka, cuando varios de los falsos aportantes fujimoristas empezaron a recibir citaciones del fiscal José Domingo Pérez, estos le reclamaron asistencia legal para responder ante el fiscal. Yoshiyama consideró que el partido naranja debía ayudarlos, por lo que recurrió a la excandidata presidencial.

PUEDES VER Juana y Rosa Fujimori aún mantienen un proceso vigente

“Busqué a Keiko Fujimori en su domicilio en Surco y le dije que estaban citando a personas que figuraban como aportantes simulados y que no podíamos dejarlos abandonados, ya que habían apoyado su campaña en 2011”, señaló Jorge Yoshiyama. De lo que manifiesta, se desprende que la exaspirante presidencial estaba plenamente enterada de la existencia de los fraudulentos contribuyentes de dinero, la mayoría reclutados por Yoshiyama.

Keiko Fujimori ha desmentido reiteradamente conocer a aportantes simulados. La declaración de Jorge Yoshiyama la desmiente contundentemente.

“(En respuesta), ella (Keiko Fujimori) me dijo que fuera a hablar con Edward García (Navarro, abogado del Estudio Oré Guardia, que en ese momento la defendía) para solicitarle apoyo, porque ellos eran los abogados del partido (Fuerza Popular)”, precisó Jorge Yoshiyama: “Entonces a los pocos días fui al Estudio Oré Guardia a hablar con Edward García y le comenté que tenía varios contactos a los que la policía estaba llamando, tanto a ellos como a sus familiares, para que presten su declaración sobre sus aportes al partido Fuerza 2011”, indicó.

Jorge Yoshiyama se refería a los amigos que reclutó para lavar los US$ 800 mil que le dio en efectivo su tío Jaime Yoshiyama, según declaró anteriormente. Estas personas prestaron sus identidades para transferir el dinero que no les pertenecía a la cuenta que el partido fujimorista habilitó para financiar la campaña presidencial de Keiko Fujimori.

Servicios múltiples

Edward García Navarro, del Estudio Oré Guardia, reclutó a los abogados Giuliana Loza Ávalos –exdefensora de Jorge Yoshiyama y en la actualidad de Keiko Fujimori–, Lorena Gamero Calero y Fernando Carreras Segura, para adiestrar a los falsos aportantes con el expreso propósito de que testifiquen falsamente que sí donaron dinero a la campaña de Fuerza 2011, según lo relatado por Yoshiyama, quien fue testigo de los hechos.

Jorge Yoshiyama conocía a los falsos aportantes porque captó a varios por intermedio de amigos como Giancarlo Bertini Vivanco –recientemente detenido en Italia–, entre ellos Renato Castro Brea. Cuando Castro fue citado por la Fiscalía de Lavado de Activos, buscó a Yoshiyama para que le diera asistencia legal. Yoshiyama era el que pagaba a los abogados designados por el Estudio Oré Guardia.

“Motivo por el cual llamé a mi abogada Giuliana Loza Ávalos y le conté que Renato Castro era un aportante falso y no tenía cómo sustentar el aporte y que necesitaba que lo asesoren para responder adecuadamente”, explicó Jorge Yoshiyama: “Luego Giuliana (Loza) me contó que él (Castro) no tenía dinero para sustentar el aporte y ella le dijo que les pidiera a sus familiares un préstamo para sustentar su aporte, y que así armaron la versión. Yo hice el pago de los honorarios profesionales por ese testigo a la citada abogada (Giuliana Loza)”.

La letrada ha negado haber patrocinado a falsos aportantes del partido de su defendida, Keiko Fujimori. De acuerdo con información que el Estudio Oré Guardia entregó a la Fiscalía de Lavado de Activos, Loza trabajó en dicha firma hasta 2014 y luego se convirtió en proveedora del mismo (ver nota aparte).

Jorge Yoshiyama recordó que cuando le comunicó a su tío Jaime Yoshiyama Tanaka que el fiscal José Domingo Pérez había comenzado a citar uno por uno a los falsos aportantes, este le indicó que se juntarían con sus abogados para resolver el problema: “Jaime Yoshiyama me dio una dirección de un estudio jurídico ubicado en la calle Dalton, en San Borja, para que nos encontremos ahí. Al llegar al lugar ingresamos al estudio y nos reunimos con el doctor Arsenio Oré Guardia, Jaime Yoshiyama Tanaka, Edward García Navarro y mi persona”, declaró: “Me comentaron que eran los abogados del partido (Fuerza Popular) y que estaban viendo el caso (...). Conversamos de qué se trataba, cuánto iba a durar y a qué testigos llamarían. Ese fue mi primer contacto con el estudio jurídico (Oré Guardia)”.

Por supuesto, conforme eran citados los falsos aportantes, se produjeron más reuniones en el Estudio Oré Guardia con los falsos aportantes, y Jorge Yoshiyama pagaba por los servicios, como lo acreditó en su testimonio. No eran asistidos para que dijeran la verdad, sino para mentir.

Yoshiyama citó ejemplos, como el siguiente: “(Los falsos aportantes) Erick Matto Monge y su mamá Virginia Monge (Camino) y mi persona nos reunimos con el abogado Edward García (en el Estudio Oré Guardia). Ellos manifestaron que no habían efectuado aporte alguno al partido. El abogado (García) les dijo que no había problema. Indicó que fueran a declarar y que los acompañaría un abogado. Luego me enteré de que se trataba de la doctora Lorena Gamero (Calero, para la defensa de Virginia Monge)”, indicó Jorge Yoshiyama.

Simulación fallida

En el caso de Erick Monge: “Edward García me dijo que tenía el abogado adecuado y me citó a mí y a Erick Matto a su oficina (en el Estudio Oré Guardia). Nos reunimos Erick Matto, Edward García, el abogado Fernando Carreras (Segura) y yo. Carreras acompañaría a Matto en su declaración ante la fiscalía. En esta reunión se le mencionó a Carreras que el aporte había sido simulado”, aclaró Jorge Yoshiyama.

Efectivamente, Erick Matto y su madre Virginia Monge manifestaron falsamente, asesorados por Lorena Gamero y Fernando Carreras –en coordinación con Edward García, del Estudio Oré Guardia–, que sí habían donado dinero a la campaña de Keiko Fujimori.

Entre otros falsos aportantes que pidieron ayuda a Jorge Yoshiyama para conseguir asesoría jurídica, se encontraba el congresista fujimorista Miguel Castro Grández. Castro, quien también había reclutado a varios falsos aportantes, entre miembros de su familia y trabajadores de su empresa, ya declaró como testigo sobre este incidente. Yoshiyama confirmó todo.

PUEDES VER Humala y Keiko bajo la sombra del caso Odebrecht

“En esta ocasión se solicitó el servicio de la abogada Lorena Gamero, cuyo teléfono se lo di a Miguel Castro. Tengo entendido que ella dio dos charlas grupales (de falsos aportantes) sobre cómo responder a las preguntas de la fiscalía. El propio Miguel Castro me comentó que esas reuniones salieron bien, y que su gente que estaba preocupada, estaba más tranquila”, dijo Yoshiyama, quien también pagó por estos servicios.

¿Sabía Arsenio Oré Guardia lo que hacía Edward García Navarro? “Yo no sé, pero asumiría que sí sabía porque él era su jefe”, contestó Jorge Yoshiyama Sasaki.

“Los abogados no decían (a los falsos aportantes) que mintieran”

- “Niego categóricamente que en el estudio que dirijo, que tiene una trayectoria impecable, se haya orientado o instruido a algún testigo a mentir o cambiar su versión sobre los aportes. No fueron varios testigos los que concurrieron al estudio por indicación de Jorge Yoshiyama. Fueron únicamente Erick Matto, su madre y los testigos protegidos 15 y 16”, arguyó Arsenio Oré Guardia.

- "A ninguno se le indicó que mintiera, pues el propio Jorge Yoshiyama afirma en su declaración que los abogados no les decían que mientan, ellos querían mantener su versión que sí habían aportado, como ejemplo Erick Matto y su familia”, afirmó Oré.

- “El abogado Edward García Navarro niega que haya conocido que las personas que concurrieron al estudio se trataban de falsos aportantes y que haya existido algún tipo de amenaza”, señaló.

(Lupe Muñoz)

ASDASD