Presidente tiene derecho a opinar

Como se esperaba, el presidente de la República, Martín Vizcarra, cumplió con su palabra de convocar a referéndum para someter a consulta popular las cuatro reformas constitucionales propuestas por el Poder Ejecutivo y revisadas y aprobadas por el Pleno del Congreso en las últimas dos semanas.

Lo que nadie esperaba y fue una sorpresa para todos es que el mismo día de la firma del decreto supremo, tras estampar su firma en el documento, el mandatario observara una de las reformas, la del retorno a la bicameralidad, argumentando que había sido desnaturalizada por el Parlamento.

Explicó sus razones. Indicó, por ejemplo, que en la norma no se respeta la paridad entre hombres y mujeres en las listas de candidatos a diputados y senadores, y que se han hecho modificaciones a la cuestión de confianza para darles fuerza y valor constitucional a los cambios que el Congreso hizo a su reglamento y que son materia de una demanda ante el Tribunal Constitucional.

El Poder Ejecutivo, a través del jefe del Estado, está en su derecho de emitir su opinión sobre las reformas aprobadas por el Congreso, pero hubiera sido mejor que primero convocara a referéndum y después de unos días, tal vez dos, exprese su punto de vista sobre ellas.

Lo ideal hubiera sido también que las cosas quedaran claras desde el momento del debate de las iniciativas en el Poder Legislativo y correspondía a la bancada oficialista defender la propuesta del Poder Ejecutivo.

Posiblemente esto no ocurrió por una descoordinación en el lado oficialista o por la premura en la aprobación de las reformas. Lo cierto es que el Poder Ejecutivo ya se pronunció, aunque ya no hay ninguna posibilidad de modificación a lo aprobado y el referéndum ya está en marcha.

Te puede interesar


CONTINÚA
LEYENDO