Arequipa: Omar Candia se blanquea con otro círculo

ESTRATEGIA. Según las encuestas, el candidato de Arequipa Renace va primero pese a la mochila pesada que hereda de Alfredo Zegarra. Un nuevo equipo de independientes le dan otro aire. ¿Será suficiente para ganar una elección que puede polarizarse, todos contra el árbol?

ESTRATEGIA. Según las encuestas, el candidato de Arequipa Renace va primero pese a la mochila pesada que hereda de Alfredo Zegarra. Un nuevo equipo de independientes le dan otro aire. ¿Será suficiente para ganar una elección que puede polarizarse, todos contra el árbol?

Nilo Cruz Cuentas no tiene reparo en decir que cruzará su voto. Marcará a favor de Omar Candia a la alcaldía de Arequipa y por otro candidato al Gobierno Regional (GRA). Cruz forma parte del equipo técnico que elaboró el plan de gobierno de Candia. Al igual que él, hay varios profesionales independientes subidos al coche del burgomaestre de Alto Selva Alegre para apoyarlo en su intento de alcanzar el sillón municipal. Pero lo respaldan a él, no a Arequipa Renace y menos a Alfredo Zegarra, el líder de Candia que postula al GRA.

Son los colaboradores seniors encabezados por José Lombardi Indacochea. En ese grupo, además de Cruz, figuran Julio Azpilcueta, Edwin Guzmán, Mercedes Neves Murillo, Gustavo Delgado, César Simborth Escudero, entre otros. Varios de ellos, francotiradores de la gestión Zegarra.

Lombardi jugó el papel de articulador en esta suma de adhesiones. Antes, hizo algunas consultorías al Municipio de Alto Selva Alegre, al igual que Cruz.

Son hombres de ONG, Organizaciones No Gubernamentales. Candia también transitó esos territorios antes de su ingreso a la política activa con el Consorcio Justicia Viva Red Interqourum y la Fundación Friedrich Ebert.   

Por eso cuando se le pregunta sobre su blanqueamiento con este nuevo círculo, responde: “Es gente que conozco hace tiempo, vengo de las ONG y de la Academia.”  

¿No tienes miedo en poner en riesgo tu prestigio por un movimiento signado por la corrupción? Lombardi aclara, tajante: “Mi apoyo es a Omar, no a Arequipa Renace”. Ahonda que Arequipa no puede empezar de cero, las cosas buenas deben seguir y lo malo se corregirá.

¿Qué está dispuesto a cambiar Candia de su antecesor? Su nuevo círculo lo convenció para traerse abajo el domo verde del Palacio Metropolitano de Bellas Artes Mario Vargas Llosa. Es decir, acatar la resolución del Ministerio de Cultura que ordena la demolición. La obra, que atenta contra una zona histórica, es presentada por Zegarra como su gran logro y se niega a incumplir lo dispuesto por Cultura. “Habrá demolición pero con un proyecto sustitutorio inmediato y reciclando lo que existe”, añade Cruz.

También modificaciones en los intercambios viales, sobre todo aquellos que generaron oposición de los vecinos. La presencia de Simborth y Lizardo Calderón son garantía de insistir con un sistema de transporte urbano moderno, con ciclovías, donde el peatón sea lo primero. 

Los pasivos 

El factor Zegarra fue motivo de largas discusiones. El exalcalde tiene un pasivo que arrastra a Candia. Su gestión de ocho años no solucionó los problemas de la ciudad y estuvo marcada por la corrupción

Antes de oficializar su postulación por Arequipa Renace, algunos le aconsejaron presentarse como independiente. “Hasta yo votaría por ti”, le decía entre bromas Jorge Bedregal La Vera, uno de los críticos de Zegarra. Pero esa opción se descartó por la tramitología para formar un movimiento. Ya en campaña, le pidieron deslindar públicamente con Zegarra. Candia rechazó el planteamiento por lealtad partidaria. Además, eso acrecentaría el recelo ya instalado en Arequipa Renace, sobre todo en los leales a Zegarra, que no ven con buenos ojos "esas juntas".

Pero el perfil de Candia tampoco es inmaculado. Tiene su propio pasivo. Es el candidato provincial con más antivoto. Se ha librado del juicio de las cámaras en el que la Fiscalía pidió diez años de cárcel. Además, está su vínculo con dirigentes invasores.

“Le pedimos una explicación de eso y quedamos satisfechos”, dice Cruz. 

El catedrático Raúl Fernández Llerena fue maestro de Candia. Estuvo sentando en la mesa de honor el día de la presentación del plan de gobierno, junto a Marcos Obando y Eliseo Zevallos. Fernández no forma parte del equipo técnico pero le pidió que si llega al poder no ceder ni un centímetro más de la campiña. Antes del acto, hubo un café previo. Fernández le espetó: ¿tienes algo que ver con Los Malditos de Chumbivilcas? en alusión al caso de los traficantes de terrenos en el que aparece Zegarra. Candia respondió que no. "Bueno, esa es la mochila pesada que carga este muchacho", dice Fernández, quien abona que durante ocho años Zegarra no hizo nada.

Si bien Candia se despunta en las encuestas, capea ese pasivo y una corriente de cortar con el arbolito después de ocho años de gestión. Los candidatos que vienen a la saga invocan tímidamente: vote por cualquiera, menos por el árbol. 

Omar Candia

Te puede interesar