César Hinostroza vacacionó en casa de playa del presidente de la empresa Securitas Perú

Nuevos audios. La amistad entre el presidente de la empresa Securitas Perú y el suspendido juez César Hinostroza remonta de años atrás. El magistrado prometía favores, mientras le prestaban casa de playa en Máncora. 

Nuevos audios. La amistad entre el presidente de la empresa Securitas Perú y el suspendido juez César Hinostroza remonta de años atrás. El magistrado prometía favores, mientras le prestaban casa de playa en Máncora. 

Nuevos audios difundidos por  IDL-Reporteros muestra la amistad entre el presidente de la empresa de seguridad Securitas Perú, Wilson ‘Cucho’ Gómez-Barrios, y el suspendido juez supremo César Hinostroza

La amistad remonta de años atrás, según el propio Gómez-Barrios, cuando Hinostroza era juez penal en Piura, en la segunda mitad de los 80. En las grabaciones, la confianza entre ambos es destacable pues el magistrado prometía favores, y el empresario le prestaba su casa de playa de Máncora

El viernes 12 de enero pasado, a las 9:30 a.m., César Hinostroza recibió la llamada de Gómez-Barrios, quien lo invitó a una parrillada en su casa de playa, en Punta Hermosa, para hablar de la coyuntura política con el excongresista aprista Luis Gonzales Posada, el exparlamentario fujimorista Rolando Sousa, y el abogado Oswaldo Hundskopf, miembro del Tribunal de Honor del Pacto Ético Electoral del Jurado Nacional de Elecciones (JNE).

“Ayer se nos ocurrió inaugurar una parrillita para hablar un poco de la coyuntura, y yo les dije, pues, que era amigo tuyo, y todos me dijeron: ‘uy, encantado, ojalá que pudiera estar César Hinostroza para que nos comente un poco desde ese sector, qué es lo que está pasando’ (…). Si necesitas carro, chofer, yo te puedo pasar la voz, ¿ya?”, le dijo el empresario al juez.

Hinostroza dijo que iría “con todo gusto”, si su salud mejoraba, pues tenía un problema con alergias. Tras ello, el empresario le propuso coordinar para que Hinostroza, junto a su familia, vaya a la casa de playa que tiene en Máncora

El medio consultó con Rolando Sousa, Luis Gonzales Posada y Oswaldo Hundskopf, quienes negaron haberse reunido con César Hinostroza y el empresario de Securitas Perú. 

La casa de playa 

En otro audio, se escucha al magistrado y al empresario coordinar el préstamo de la casa de playa. 

- Hinostroza: Dime, ¿ahora estás yendo al norte, o ya no?
- Gómez-Barrios: No, tú dime. Cuando quieras ir, tú me avisas, ¿no?
- Hinostroza: ¿Cómo estás en febrero? Porque salimos de vacaciones en febrero. (…) La primera semana, a ver, consulta si se puede.
- Gómez-Barrios: Voy a ver cómo está, ¿ya? 

Minutos después volvieron a conversar.

- Gómez-Barrios: Ya, maestro, cerrado del 1 al 7, ¿ya?
- Hiostroza: Ya, entonces voy a decirle a mi esposa. Se alegró mi esposa de que me hayas llamado. Le conté, porque tú sabes que ella es de allá, de Talara.
- Gómez-Barrios: Ya, perfecto pues. Está bien.

Dos días después Hinostroza llamó a ‘Cucho’ para confirmarle los días que tomaría la casa de playa. 

-Hinostroza: Quería agradecerte por la deferencia. Ya pues, le he dicho a mi esposa. Habíamos visto para el dos, ¿no? El 2, llegando el 3, y ya nos regresamos el 7 o el 8. No sé hasta cuándo se puede (…). Estaremos ahí unos cinco días, más o menos, máximo.

El jueves 1 de febrero, César Hinostroza llamó nuevamente a Gómez-Barrios para avisarle que iría con su esposa, sus tres hijas y familiares cercanos. El lunes 5 de febrero, Hinostroza le agradeció “por el recibimiento” que les habían hecho a él y a los suyos en la casa de playa.

Los favores

El 12 de febrero, César Hinostroza agradeció a Gómez-Barrios “la fina atención” que le habían dado a él y a su familia en Máncora. En esta ocasión, el empresario aprovechó para pedir una reunión personal. 

- Gómez-Barrios: Quería conversar contigo un minuto en el momento que puedas, en cualquier sitio, yo te busco (…) Es cuestión de cinco minutos, fastidiarte, hacerte una consulta.

El presidente de Securitas dijo al medio que la intención de la reunión era pedirle a Hinostroza que lo ayudara con el caso de un empleado suyo, cuyo hijo está en la cárcel, y que él mismo fue al despacho del magistrado para contarle el caso. 

“[El hijo de] Teodoro Pino, asistente mío, que está preso por robar un celular. Le han puesto siete años, y le pedí que si podía ver [el caso], pero no le tocaba en su sala”. 

Al día siguiente, el martes 13 de febrero, ambos volvieron a hablar por teléfono. 

-Hinostroza: “Estaba llamándote para ver si se contactó tu abogado con la persona que hablamos”.
-Gómez-Barrios: Sí, me ibas a pasar un Whatsapp con los datos y todo.
-Hinostroza: ¿Cómo? ¿Cómo?
-Gómez-Barrios: ¿Te acuerdas? Me quedaste en pasar un Whatsapp con los datos dónde estaba, cómo llamar, con todo.
-Hinostroza: Primero quería ver si ha llamado tu abogado a la persona que hablamos ese día. 
-Gómez-Barrios: Sí, sí, ya se reunieron y ya te tengo que contar cuando vengas. Están avanzando muy bien.
-Hinostroza: ¿Está bien, entonces?
-Gómez-Barrios: Sí, sí, así es. Muchas gracias.

Gómez-Barrios indicó a IDL-Reporteros que Hinostroza le mintió y “no hizo nada” por ayudarlo con el caso. “Yo creo que fue absolutamente falso [la ayuda del juez]”, “Nos estaba blufeando”, dijo. 

El 5 lunes de marzo, cerca de las dos de la tarde, Hinostroza y Gómez-Barrios volvieron a comunicarse. “Hola, Cuchito. Disculpa que te llame…te llamé en la mañana… no pude ubicarte. Solamente para agradecerte, hermano, por la atención. Todo salió bien”, le dijo el juez al empresario.

Al respecto, Gómez-Barrios dijo que en esa época Hinostroza le había pedido dos favores. “Uno, atender el caso de su esposa, que estaba estudiando. Iba a hacer una tesis o algo así. Me pidió que reciba a su esposa, ella me iba a llamar. Y algo de su hija, que no recuerdo bien. No conozco a las hijas (…) Puede ser para que sea practicante…”.

En una última comunicación, del sábado 19 de mayo pasado, Hinostroza le recomendó a Gómez-Barrios un cliente para Securitas Perú.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO