RMP: "Cambiemos el chip machista para entender que el sometimiento no es consentimiento"

7 Ago 2018 | 8:55 h

7 Ago 2018 | 8:55 h

Hoy, en Sin Guion, Rosa María Palacios habló sobre los recientes audios que muestran a Walter Ríos intercambiando favores sexuales a cambio de ascensos, lo cual, según la constitución, es considerado como hostigamiento sexual de carácter laboral.

00:00
00:00

En Sin Guion, se mencionó lo que dice la norma de hostigamiento sexual en el centro de trabajo. Según la ley 27942, existe el hostigamiento sexual típico o chantaje sexual, el cual consiste en la conducta física o verbal reiterada de naturaleza sexual o sexista, no deseada o rechazada, realizada por una o más personas que se aprovechan de una posición de autoridad, jerarquía o cualquier situación ventajosa en contra de otra u otras personas, quienes rechazan esta conducta porque consideran que afectan su dignidad, así como sus derechos fundamentales.

También existe el hostigamiento sexual ambiental, el cual consiste en la conducta física o verbal reiterada, de carácter sexual o sexista, de una o más personas, hacia otro u otros, con prescindencia de jerarquía, creando un clima de intimidación, humillación u hostilidad.

PUEDES VER: RMP: “Hay una campaña xenofóbica que no quiere que se divulguen ciertos temas”

Asimismo, el artículo 5 de la ley 27942, establece que debe de presentarse alguno de estos tres elementos para que se pueda considerar hostigamiento sexual: el sometimiento hace que la persona acceda a una mejora posición o mantenga la que tiene; el rechazo a los actos de hostigamiento genera que se tomen decisiones que afectan a la víctima en torno a su condición labora; y que la conducta del hostigador afecta a una persona, perjudicando su rendimiento en el trabajo.

Según la conductora, hay que diferenciar el sometimiento del consentimiento, pues cuando a una mujer le piden favores sexuales, esta se somete para no perder su trabajo o avanzar su carrera, pero eso no quiere decir que consienta lo que está haciendo. “Cambiemos el chip machista para entender que el sometimiento no es consentimiento”, comentó Palacios.

Finalmente, la abogada sostiene que en estos casos las víctimas tienen derecho a una investigación en el centro laboral, la cual puede terminar con la destitución de la persona que las acosaron. “Que este audio de Walter Ríos ayude a limpiar el sistema de justicia de esta porquería a las que se tienen que someter miles de mujeres en el Perú”, sentenció.

LRTV