El objetivo del fujimorista Mamani era grabar al ex presidente Kuczynski

Plan chantaje. Congresistas “kenjistas” emboscados afirman que Keiko Fujimori “sembró” al legislador puneño simulando que deseaba cambiar su voto a favor de la vacancia a cambio de sus pedidos de obras públicas para la región que representa.

Plan chantaje. Congresistas “kenjistas” emboscados afirman que Keiko Fujimori “sembró” al legislador puneño simulando que deseaba cambiar su voto a favor de la vacancia a cambio de sus pedidos de obras públicas para la región que representa.

En la última semana el parlamentario Moisés Mamani Colquehuanca llamó insistentemente a varios de sus colegas del grupo de Kenji Fujimori para pedir una reunión con el ex mandatario Pedro Pablo Kuczynski como condición para cambiar su voto y rechazar el pedido de destitución.

Era mentira.

“En dos oportunidades, Moisés Mamani buscó a Kenji Fujimori y le pidió visitar al ex presidente Kuczynski en su casa con la excusa de saludarlo. Su objetivo era grabar a Kuczynski. Ya debemos imaginar qué es lo que pretendía hacer después con esa grabación”, dijo el congresista Guillermo Bocángel, filmado por Mamani en el despacho de Kenji Fujimori.

Fuentes relacionadas con el despacho del Ministerio de Transportes y Comunicaciones coincidieron en señalar que, en los últimos días, Moisés Mamani llamó persistentemente al ministro Bruno Giuffra para que le organizara una cita con el ex presidente Kuczynski. Mamani alegaba que él no votaría por la destitución y que necesitaba el respaldo del ex jefe de Estado para que oyera las peticiones de otros congresistas que estaban en su misma línea, supuestamente Modesto Figueroa Minaya y Carlos Ticlla Rafael.

“Se quejaba de que ni Keiko Fujimori ni la bancada de Fuerza Popular escuchaban sus peticiones ni las de sus compañeros provincianos. Y quería saber si Kuczynski era diferente, por lo que pidió entrevistarse con él, lo que efectivamente se produjo en la residencia de la calle Choquehuanca, en San Isidro”, señalaron las fuentes.

Mamani había salido satisfecho del encuentro en la casa de Kuczynski y se supone que haría público el anuncio de que no votaría por la vacancia presidencial, el mismo lunes 19 de marzo. En cambio, el martes 20 de marzo junto con la bancada fujimorista montó una conferencia de prensa y denunció a sus colegas “kenjistas” de que pretendieron comprar su “voto” a cambio de prebendas del gobierno. Y lanzó los videos de sus conversaciones con los congresistas Guillermo Bocángel y Bienvenido Ramírez.

Al día siguiente, miércoles 21, Mamani publicó los audios de sus conversaciones telefónicas con el ministro Giuffra, en las que se escucha de que anunciaría cuál sería el sentido de su voto. Se supone que luego publicaría los audios de la cita con Kuczynski y Giuffra. Incluso reconoció que hizo la grabación, pero hasta el cierre de edición Mamani todavía no lanzaba el audio respectivo.

“Esto ha sido una emboscada preparada por los principales cabecillas de Fuerza Popular utilizando al señor Mamani. Fuerza Popular ya venía diciendo desde diciembre que se estaban comprando votos. Como no tenían ningún medio de prueba, como toda organización criminal planificaron una emboscada y fueron a la cabeza, que es Kenji Fujimori. Quisieron cortarle las alas a Kenji y matar su partido político, el deseo de ellos es dinamitarlo con la finalidad que no pueda postular el 2021”, afirmó la congresista “kenjista” Maritza García.

“Llamamos a Moisés Mamani para que explique por qué actuó de esa manera tan premeditadamente. Yo sé que hay personas detrás de mi amigo Mamani. Él fue motivado por otras personas para hacer lo que hizo”, dijo Bocángel.

Los “kenjistas” no descartan que los que participaron actuaron bajo el conocimiento y la aprobación de Keiko Fujimori.

Hombre de inteligencia

“En Fuerza Popular todo se maneja en equipo, nadie da un paso sino es por el consenso unánime de las decisiones de la cúpula que encabeza Keiko Fujimori”, dijo Maritza García.

La congresista fue más allá. Señaló que lo que sucedió fue un operativo de inteligencia, organizado por un ex miembro del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), el coronel EP ® Walter Jibaja Alcalde.

“Es el jefe de Seguridad del Congreso. Controla al personal, los despachos de los congresistas, todas las oficinas legislativas. Para nosotros usaron un profesional de grabación. Además, se debe recordar que hay varios congresistas que han pertenecido al servicio de inteligencia. Repito, hay congresistas de Fuerza Popular que han pertenecido a inteligencia y que han adiestrado a Mamani, por ejemplo, para grabar las comunicaciones hasta llegar a un ministro”, afirmó García.

“Mamani simuló mucho interés en hablar con el ministro Giuffra, y como él es una persona accesible a los congresistas, aceptó reunirse con él y gestionar la reunión que quería con el presidente. Nadie se imaginó en el ministerio que se trataba de un operativo de inteligencia”, indicaron las fuentes.

El fujimorismo pretende titular a Mamani como “héroe de la democracia”, pero los métodos que usó pertenecen a un pasado que parecía superado.

Corrección de información sobre la ministra Choquehuanca

- Por un error involuntario, en la edición de ayer se consigna que el lunes 19 de marzo de este año el ex presidente Kuczynski sostuvo una reunión a las siete de la noche con la presencia de los ministros Bruno Giuffra y Ana María Choquehuanca, en compañía del congresista de Fuerza Popular Moisés Mamani.

- El encuentro efectivamente se produjo el día y la hora en que se publicó, pero no con la asistencia de la ministra Choquehuanca. Mamani confirmó que se realizó la cita en casa de Kuczynski y en compañía de Giuffra.

- El Ministerio de la Mujer (MIMP) emitió un comunicado que niega que la ministra Choquehuanca haya participado en una cita para negociar votos en contra de la vacancia presidencial.

- “El MIMP desmiente y rechaza categóricamente la versión", indica. Y agrega que la ministra se hallaba en Iquitos ese día, cumpliendo una importante agenda de trabajo. El MIMP reafirmó que "no ha sostenido reunión con ningún parlamentario para negociar el sentido de su voto o para ofrecer algún tipo de favor político”.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO