Chiclayo: SBCh arrendó más de 220 inmuebles al margen de la ley

2014-2016. La Contraloría afirmó que la entidad no determinó el valor comercial de renta y no hizo convocatoria.

13 Mar 2018 | 9:59 h

Ysela Vega

Chiclayo

Según el Informe de Auditoría N.º 008-2017 de la Contraloría General de la República, en la Sociedad de Beneficiencia de Chiclayo (SBCh) entre el 2014 y el 2016 se desarrollaron más de 220 actos de arrendamiento  de bienes inmuebles de libre disponibilidad, sin haber determinado el valor comercial de renta y sin convocatoria pública, hechos que vulnerarían el reglamento del Sistema Nacional de Bienes Estatales. 

En este caso son más de diez funcionarios identificados por el ente de control que a la vez comunicó a la presidenta del Directorio de la SBCh, María Rosario Verástegui León, que está impedida de disponer el deslinde de responsabilidad de los servidores. 

Al mismo tiempo, la Contraloría derivó el expediente a su órgano instructor para el inicio del procedimiento administrativo sancionador.

Hechos

La primera observación que menciona la Contraloría es que del 1 de enero de 2014 al 31 de diciembre de 2015, la Sociedad de Beneficencia de Chiclayo arrendó bienes inmuebles de libre disponibilidad sin haber determinadio su valor comercial de renta mediante la tasación profesional, inobservando la normativa y afectando el aseguramiento del valor real de renta a precios de mercado.

Por ejemplo, del 1 de enero al 31 de diciembre de 2014 se ejecutaron 59 actos de arrendamiento formalizados con los contratos; mientras del 1 de enero a diciembre de 2015 se desarrollaron 94 actos de arrendamiento en las mismas condiciones.

En el mismo contexto, entre el 1 de enero de 2014 y el 31 de diciembre de 2016, la entidad hizo 42 arrendamientos sobre sus bienes sin realizar la convocatoria pública, pese a que los valores de renta de cada uno de ellos resultaron superiores al 50% de la Unidad Impositiva Tributaria  (UIT). La Contraloría sostuvo que se afectó la transparencia de los actos de arrendamiento de bienes y la existencia de pluralidad de postores.

Aunque no es lo único que se detectó, pues en la SBCh no hay Manual de Procedimientos (Mapro) que defina y desarrolle los procesos, actividades y tareas. Las deficiencias del control interno también son por la desarticulación entre el Texto Único de Procedimientos Administrativos y el desarrollo procedimental de los arredamientos de bienes inmuebles establecido por el Sistema Nacional de Bienes Estatales, lo que genera riesgo de contingencias jurídicas. 

CLAVE

Entre los funcionarios que menciona la Contraloría están Mario Cosmópolis, Francisco Arriola, Fabiola Cayao, Abel Salazar, Victoria Castañeda, Carlos Cornejo, Óscar Fiestas, José Cherres, María Chávez, Ana Zeña, Amelia Muro, José Ruiz, Dora Llontop, Carlos Piscoya, entre otros.

Te puede interesar