Autoridades ayudaron a los Calmet para que recuperen terrenos de Huáscar

Modus operandi. Cedieron a no apelar fallo que beneficiaba a Enrique Calmet y esposa. Juan Luque ató de manos a Procuraduría. Ministerio de Educación hizo lo mismo. 

12 Mar 2018 | 15:16 h

El gobernador regional de Puno, Juan Luque Mamani, y funcionarios del Ministerio de Educación se pusieron de acuerdo con los esposos Enrique Calmet Choque e Ivette Paola Rodríguez Cárdenas. La pareja pretende tomar posesión de 12 mil 272 m2 de un área aproximada de 20 mil m2 que se encuentran bajo dominio del “Politécnico Huáscar”. Alegan propiedad.

La autoridad, junto a la Procuraduría del Ministerio de Educación, acordaron, según documentos, no apelar la sentencia del proceso de delimitación de áreas y linderos que entabló la pareja contra el Ministerio de Educación y el Gobierno Regional de Puno. Con la acción, los esposos buscaban que se les reivindique la propiedad que reclaman.

PUEDES VER Puno: Chilla se opone a que planta se construya en su sector

La sentencia a favor de los Calmet se dio el 15 de setiembre de 2017 por el juez Guido Chevarria Tisnado. 

El fallo quedó consentido. Sin ningún recurso legal en su contra, Enrique Calmet Choque pidió la ejecución de la sentencia que ordena la delimitación con muros del área que alega propiedad. La diligencia iba a cumplirse el 07 de marzo. Sin embargo, los vecinos y padres de familia lo impidieron. 

Para tomar posesión del área que reclama, Calmet se aseguró que los obligados en apelar no tomen acción alguna. La Procuraduría del Ministerio de Educación se abstuvo de apelar.

Juan Luque también se prestó al juego de los esposos a solicitud del director de la Ugel Puno, David Cornejo Mamani, y el director del politécnico Huáscar, Rolando Martin Eduardo Aranda. Ambos cursaron documentos a la autoridad pidiendo que la Procuraduría no apele el fallo que se veía venir a favor de los Calmet. Juan Luque, mediante resolución 257-2017-GR-GR-Puno, con fecha 18 de agosto de 2017, ofició a la Procuraduría a no tomar cartas en el asunto.

“Es el colmo. Qué vergüenza. Se coludieron a favor de los ya conocidos Calmet”, aseguró Holinda Mamani, dirigente del barrio Huáscar.

Aceptó ACUERDO

La República contactó con Enrique Calmet Choque, quien admitió que sí hubo acuerdo con representantes del Ministerio de Educación para que no se apele el fallo. Explicó que una vez que tuvieran en posesión su terreno, este sería permutado (cambiado) con otro predio del Ministerio. No importaba la ubicación, si era en Puno o en otra región. Dijo que la idea no era afectar al Politécnico.

Calmet dice ser dueño del terreno en disputa porque lo compró de la asociación “Villa Titicaca” en 1991. 

Preguntado sobre la oposición en su contra de parte de padres de familia y organizaciones sociales, respondió desafiante. “Cuando he entrado a la calle Tacna (otro litigio), dijeron que nunca iba a entrar. Cuando he entrado en la calle Arequipa (otro litigio) había 30 familias que dijeron que nunca iba a entrar. Esta vez es el mismo discurso”, advirtió.

ACUERDO CON TRUCO

La no apelación de la sentencia a favor de los Calmet, para acelerar la permuta, terminó siendo un fraude. Aún el Ministerio de Educación no ha definido qué terreno puede cederle a Calmet. Este tampoco mostró interés en alguno. 

Todo apunta a que funcionarios públicos se cedieron a las pretensiones de Enrique Calmet para que tome control en el menor tiempo del terreno que reclama como suyo. Los padres de familia y gremios no lo permitirán, advirtieron. Los exacerbó  que todos se pongan de lado de Calmet y no de los estudiantes. 

Te puede interesar