Editorial Editorial

Editorial

La República

Más columnas

Editorial Editorial

Periodismo de duelo 30 Jun 2022 | 7:27 h

Editorial Editorial

Política y antipolítica29 Jun 2022 | 7:51 h

Editorial Editorial

No es el final28 Jun 2022 | 8:07 h

Editorial Editorial

Corrupción generalizada27 Jun 2022 | 5:12 h

El año que todo cambió

El país logró posicionarse como el de más rápido crecimiento en e-commerce en plena pandemia.

Un exceso de normas reguladoras del comercio electrónico o e-commerce podría afectar gravemente el crecimiento mostrado por este sector económico, que en plena pandemia 2020-2022 logró un rápido crecimiento, uno de los más acelerados de la región. Hay cifras que señalan que el crecimiento fue de 43% y otra data que permite establecer un ritmo ascendente que podría elevar a 115% en 5 años.

Es cierto que se trata de un sector empresarial que por su rápido desarrollo ha mostrado también un incremento de denuncias y de llamadas de atención por incumplimiento, la calidad del producto, etc. Pero también es real que hay muchas nuevas mypes y pymes entrando al mercado digital, a quienes cualquier exceso regulatorio puede espantar y hacerlos retroceder en sus emprendimientos.

El proyecto de ley se aprobó por 12 votos en la Comisión de Defensa del Consumidor y ya corre el plazo para ser elevado al Pleno. Por lo menos, 20 instituciones gremiales y representantes del sector han alertado del peligro que podría representar para los pequeños y microempresarios la aprobación de una norma tan limitante. Además, señalan que existe un marco regulatorio y normas internacionales que el país ha suscrito que están siendo vulnerados.

PUEDES VER: Comercio electrónico: Solo el 3% de las transacciones provienen de provincia

Por ejemplo, el hecho de conceder 15 días para que un comprador pueda arrepentirse de su compra y acceder a la devolución del producto y el retorno del pago. Aunque se matiza esa iniciativa para casos de productos perecibles.

También se propone que el intermediario de la venta sea igualmente responsable del producto como el proveedor del bien, además de considerar que las empresas de e-commerce domicilien en el país y tengan obligaciones fiscales.

El proyecto de ley promovido por José Luna y su partido Podemos Perú ha recogido una iniciativa del Indecopi que hizo circular un borrador de propuesta para que se hagan llegar las críticas. El documento circuló entre los convocados y se alcanzaron las recomendaciones.

PUEDES VER: Estudiantes asesoraron a emprendedores peruanos para digitalizar sus negocios

Sin embargo, los detractores del proyecto de ley aseguran que precisamente esos comentarios no están incorporados en la propuesta congresal, que solo incorporó el documento original del Indecopi.

Es evidente que una actividad económica tan potente y tan nueva como el comercio electrónico puede llegar a generar problemas que afecten a los consumidores, pero también es lógico pensar que saturar de regulaciones en plena etapa de reactivación pospandemia, a los pequeños y micro empresarios, puede desalentar a muchos a sostener y mejorar sus emprendimientos.