La República

La República

La República
Las notas que llevan como crédito "La República" son elaboradas por diferentes integrantes del equipo de redacción bajo la supervisión de un coordinador de sección, coordinador general o editor.

La guerra del mañana

“La acción es trepidante y los efectos especiales son aprovechados por McKay para componer secuencias épicas infernales y sí, conmovedoras”.

Por Sandro Mairata | @CINENSAYOLat y @smairata

Es hora de más alienígenas hiperkinéticos y feroces en un planeta Tierra a punto de perecer. ¿Por qué no? Es verano en Estados Unidos y no hay nada más divertido que ver cómo se destruye el mundo en pantallas para olvidar las penurias de la vida real. Otro blockbuster de estos días Un lugar en silencio: parte II, parte de la misma premisa con un enfoque distinto –en esa cinta, la humanidad resignada solo atina a huir y seguir huyendo ante la invasión extraterrestre.

En La guerra del mañana las cosas son distintas desde el título. Hay que saludar la buena traza del director Chris McKay, famoso por haber orquestado las películas de Lego, quien a cada minuto lucha por llevar el guion de Zach Dean por nuevos caminos visuales y dramáticos, en especial por la decisión de convocar a la magnífica Yvonne Strahovski.

Dan Forester (Chris Pratt) es un profesor de biología que no consigue un nuevo empleo. Ha sido militar en Iraq, y tiene una esposa y una hija y una casa bonita en los suburbios. En un evento de repercusiones globales, aparecen soldados del futuro con malas nuevas: en 2051, la humanidad está perdiendo la guerra contra unos violentos monstruos extraterrestres. Se necesitan refuerzos, y todo el que esté capacitado debe viajar al futuro para apoyar.

Dejando las preguntas lógicas de lado, Dan nos guía en esta odisea; una vez más el carisma de Chris Pratt se usa para presentarlo como un salvador bonachón del futuro. Sea en los filmes de Guardianes de la galaxia o en Pasajeros (2026), junto a Jennifer Lawrence, Pratt luce igual y es básicamente la misma versión de él que conocemos desde la comedia Parks and Recreation.

La guerra del mañana se siente muy parecida a otra cinta con una pareja de más alto vuelo: Al filo del mañana (2014), con Emily Blunt y Tom Cruise. Saltos de tiempo, extraterrestres veloces llenos de tentáculos, una relación difícil entre los personajes centrales. Las cercanías entre ambos filmes se rompen con la aparición de Strahovski en el rol de la coronel a cargo del último ataque humano.

Strahovski tiene una larga carrera en televisión y se le conoce en años recientes por su rol antagónico en El cuento de la criada. Su personaje no es la heroína que solo dispara por placer ni tiene un problema con los hombres. Es bellísima, educada y carga con responsabilidades enormes: tiene que buscar cómo exterminar a los alienígenas, el tiempo se agota.

La acción es trepidante y los efectos especiales son aprovechados por McKay para componer secuencias épicas infernales –en especial en la batalla en océano–, y, sí, conmovedoras. Cada momento de Strahovski en pantalla eleva el filme, y presten atención al enorme J. K. Simmons como el padre de Dan. Pratt, el protagonista, queda chico ante talentos mayores.

Se saluda, eso sí, un buen reparto para un filme que entretiene con nervio y sentimiento.

Vengadores del futuro. Saltos de tiempo, un mundo en llamas y muchos alienígenas en La guerra del mañana. Foto: difusión

Ficha

  • Título: La guerra del mañana (The Tomorrow War)
  • País: Estados Unidos
  • Año: 2021
  • Director: Chris Laird
  • Protagonistas: Chris Pratt, Yvonne Strahovski
  • Disponible en: Amazon Prime
  • Calificación: 3.5/5