México: Hidalgo se convierte en el tercer estado en despenalizar el aborto

Los movimientos feministas aseguraron que continuarán luchando para que el aborto sea legal en todo el país.

De esta manera, Hidalgo se convierte en el tercer estado en despenalizar esta práctica médica después de Oaxaca y Ciudad de México. Foto: difusión
De esta manera, Hidalgo se convierte en el tercer estado en despenalizar esta práctica médica después de Oaxaca y Ciudad de México. Foto: difusión
Mundo LR

Este miércoles 30 de junio, el Congreso del Estado mexicano de Hidalgo realizó la votación para aprobar la interrupción voluntaria del embarazo. Al finalizar la jornada, el aborto logró ser despenalizado con 19 votos a favor, 8 en contra y una abstención.

Esto permitirá a cientos de mujeres en el país acceder al aborto hasta la semana 12 de gestación sin requisitos previos más allá del consentimiento expreso de la interesada.

De esta manera, Hidalgo se convierte en el tercer estado en despenalizar esta práctica médica después de Oaxaca y Ciudad de México. Aunque hubo celebración de parte de los grupos feministas en el país, todavía falta camino por recorrer, pues el objetivo es extender esta nueva legislatura a los 32 estados del país.

Anteriormente ya se había intentado realizar la reforma de ley en Hidalgo, sin embargo, la iniciativa no prosperó y fue rechazada en el 2019. En esta ocasión, la militancia de los grupos feministas logró conseguir la mayoría de los votos que requerían para aprobar el procedimiento.

Es así como la despenalización del aborto hasta la semana 12 modifica el Código Penal y la Ley de Salud que tenía prevista la pena privativa de la libertad para la interrupción en toda la etapa de gestación. Cabe recalcar que un aborto realizado después de dicho plazo aún mantiene una pena efectiva de hasta un año en prisión o 40 días de multa.

Esta variación en la ley le exige al Estado de Hidalgo brindar la atención requerida a las mujeres que busquen realizarse un aborto, y garantiza su posibilidad de acceder a este procedimiento de manera segura, gratuita y legal, tanto en servicios médicos públicos como privados.

Es importante tomar en cuenta que, aunque la ley permite que un médico se niegue ante el pedido de aborto, este tendrá la obligación de derivar a la paciente con el personal de salud que sí pueda ayudarla con este proceso médico.