MUNDIAL QATAR 2022POLLA MUNDIALISTA
QATAR 2022 - ¿Qué equipos se enfrentan este miércoles y por dónde ver los partidos?
Mundo

Bebé nació a los 5 meses con 750 gr, pero pese a los pronósticos logra sobrevivir: “Es un milagro”

Médicos le dieron pocas probabilidades de vida, pero logró recuperarse y salir adelante. “Es increíble la fuerza que él ha tenido”, revela su madre.

Camila agradeció a Dios, a los médicos y enfermeras por la recuperación de su hijo. Foto: Composición/LR/El Diario de Cuyo
Camila agradeció a Dios, a los médicos y enfermeras por la recuperación de su hijo. Foto: Composición/LR/El Diario de Cuyo
Mundo LR

Camila Abellá y Elias Zuñiga son una pareja argentina con más de seis años de relación. Durante mucho tiempo, y debido a su edad, los jóvenes no pensaron en tener hijos hasta que hace siete meses decidieron convertirse en una familia de tres.

Es así que tras meses de espera, Camila logra concebir a un bebe, que se ha convertido en el protagonista de un verdadero milagro al nacer con pocas probabilidades de sobrevivir: con 5 meses y pesando 750 gr.

“Yo me cuidé durante seis años y estuvimos siete meses buscándolo, hasta que finalmente quedé embarazada. Me hice todos los controles necesarios y nunca me imaginé que iba a pasar algo así, porque estaba todo bien”, relató Camila al Diario de Cuyo.

La fémina contó al medio local argentino que tenía un fuerte dolor en los ovarios, que hicieron que la lleven de emergencia al hospital más cercano. Allí, los médicos le confirmaron que estaba en trabajo de parto, pese al poco tiempo de gestación, y debía ser sometida a una cesárea.

“Mi bebe nació vivo, pero el panorama no era bueno”, continúa la joven madre. Según su testimonio, el menor nació con el intestino perforado y una hemorragia pulmonar, y los médicos le habían dado pocas probabilidades de vida. Debido a su diagnóstico, los galenos debieron utilizar un drenaje, que le ayudó a salir adelante.

“Lo iban a tener que operar varias veces, pero después el bebé salía adelante y ya no era necesario. Es un milagro y Dios sigue haciendo milagros con él. Es increíble la fuerza que él ha tenido todo esto tiempo, al igual que toda la ayuda de Dios y también de las enfermeras y médicos”, resalta Camila, feliz porque su pequeño pronto será dado de alta.