Argentina: inician estudios para combinar vacunas contra la COVID-19

Los resultados se darán a conocer en un mes, aproximadamente.

Argentina produce las vacunas Sputnik V desde junio a través del Laboratorio Richmond. Foto: AFP
Argentina produce las vacunas Sputnik V desde junio a través del Laboratorio Richmond. Foto: AFP
Mundo LR

Las autoridades sanitarias de Buenos Aires, Argentina, han anunciado el inicio de un estudio destinado a comprobar la eficacia y riesgos de la combinación de vacunas contra la COVID-19. Ello con la finalidad de acelerar el proceso de inoculación a su población y evitar retrasos ocasionados por falta de ciertos fármacos.

Una de las principales motivaciones para el desarrollo de esta investigación es la reciente demora en la entrega del segundo componente de la vacuna Sputnik V. Este es distinto al componente de la primera dosis, ya que busca complementar el esquema de inoculación, generar una protección completa frente al coronavirus y disminuir el índice de mortalidad.

Cabe recordar que Argentina es el primer país latinoamericano en producir el fármaco ruso contra la COVID-19.

Los voluntarios serán personas mayores de 21 años que hayan recibido la primera dosis de Sputnik V hace 30 días o más, quienes serán inoculados con una segunda dosis de Sputnik, Sinopharm o AstraZeneca.

Aunque fueron más de 5.000 inscritos, la investigación iniciará tan solo con 180 voluntarios, a quienes se les realizará un análisis de sangre antes y después de ser inoculados. Posteriormente, se les hará seguimiento telefónico y presencial durante cuatro semanas para evaluar los posibles efectos adversos de las dosis de diferente fármaco y, sobre todo, la respuesta inmune de sus organismos a través de la medición de los niveles de anticuerpos.

Posteriormente, se plantea realizar un estudio de combinación de vacunas Sputnik V y Cansino, ya que se espera también la llegada de lotes con dosis de este último.