Mundo

Bethany Burgoyne, la joven que hace años no se depila y rompió los estereotipos de belleza

“Cuanto más miraba y tocaba los pelos de mi cara y cuello, más me daba cuenta de que eran una parte hermosa de mí y de que podía sentirme bien y orgullosa de mi apariencia”, expresó la joven.

A causa de sus ovarios poliquísticos, Bethany, quien es periodista y amante del arte, tenía que afeitarse seguido, por lo que ya estaba cansada de rasurarse cada parte de su cuerpo. Foto: Bethany Burgoyne/Instagram
A causa de sus ovarios poliquísticos, Bethany, quien es periodista y amante del arte, tenía que afeitarse seguido, por lo que ya estaba cansada de rasurarse cada parte de su cuerpo. Foto: Bethany Burgoyne/Instagram
Mundo LR

La protagonista de esta noticia es Bethany Burgoyne, una joven británica que optó por dejar de depilarse el cuerpo desde que tenía 27 años de edad, y que ahora está enfrentando los estereotipos de belleza. Asimismo, dice sentirse orgullosa de mostrarse como es y de presumir su imagen y barba, que ha crecido en su rostro de forma natural.

A pesar de las críticas que ha recibido, Burgoyne menciona que no le importan los comentarios que recibe en la calle y, por lo general, en las redes sociales, en las que le han dicho que se parece a un hombre.

“Me sentí segura al hacer esto, sin el juicio de los demás que me ven. Cuanto más miraba y tocaba los pelos de mi cara y cuello, más me daba cuenta de que eran una parte hermosa de mí y de que podía sentirme bien y orgullosa de mi apariencia”, relató Burgoyne al diario británico The Sun.

De esta manera, las interrogantes que la fémina se hacía sobre su belleza han quedado en el pasado y ahora se siente feliz tal y como es. Además, reconoce que dejó de depilarse el cuerpo de forma definitiva en el 2019, luego de que fuera diagnosticada con ovario poliquístico.

Lazy loaded component

Video: El Tiempo

Un trastorno hormonal que lo sufren millones de mujeres en el mundo y se genera cuando se tiene los niveles de andrógenos elevados, los cuales originan problemas en la piel, como el acné, y un crecimiento anormal de vello en todo el organismo.

“Durante un par de años, puse mi atención en cuestionar y desaprender lo que me habían enseñado sobre la imagen corporal femenina. Esto me ayudó a reconocer lo absurdo de los estándares de belleza y me permitió recuperar el control de sentirme bien en mi propia piel sin manipular, quitar o mejorar nada”, manifestó Burgoyne.

Por ello, Burgoyne ha decidido abrir una cuenta en redes sociales y una página web para narrar su experiencia, con el objetivo de que otras mujeres acepten su cuerpo tal y como es, así como dejar de lado la apariencia física.

Por último, la historia de esta joven se ha vuelto viral en las redes y se suma a la decisión que otras féminas han tomado para dejar de seguir estereotipos de belleza en la sociedad.