- Renuncian representantes del Perú ante la OEA y las Naciones Unidas
- Yenifer Paredes se entregó a la Fiscalía
Mundo

Robert Crimo, el sospechoso del tiroteo del 4 de julio, es acusado de 7 cargos por asesinato

Las autoridades de EE. UU. señalan que Robert Crimo deberá hacer frente a 7 cargos de asesinato en primer grado y que se presentarán más acusaciones en relación con las 39 personas heridas.

Las autoridades acusan a Robert 'Bobby' E. Crimo III como el autor del tiroteo en Illinois, en un desfile del Día de la Independencia. Foto: AFP
Las autoridades acusan a Robert 'Bobby' E. Crimo III como el autor del tiroteo en Illinois, en un desfile del Día de la Independencia. Foto: AFP
Agencia EFE

El fiscal del condado de Lake (Illinois, EE. UU.) presentó este martes siete cargos de asesinato contra Robert Crimo, el detenido por el tiroteo del 4 de julio en las afueras de Chicago, que se saldó con siete muertos y una treintena de heridos.

En una rueda de prensa, el fiscal Eric Rinehart anunció que el sospechoso de 21 años, Robert Crimo, deberá hacer frente a siete cargos de asesinato en primer grado —uno por cada víctima mortal— y que se presentarán más acusaciones en los próximos días en relación con las 39 personas heridas.

El estado de Illinois, donde se encuentra la localidad de Highland Park, lugar en el que se produjo el tiroteo, no contempla la pena de muerte y, si el sospechoso es hallado culpable de los siete cargos de asesinato, la ley obliga a que la pena sea la cadena perpetua sin posibilidad de acceder a libertad condicional, apuntó el fiscal.

También, este martes, la Policía de Highland Park —que se halla al norte de Chicago, en el condado de Lake— reveló que Crimo pasó semanas planeando el tiroteo, y que se disfrazó con ropa de mujer para no levantar sospechas durante su huida.

El hombre fue detenido horas después del ataque, tras una breve persecución sin incidentes.

Los investigadores han confirmado que el sospechoso compró el armamento del tiroteo, un rifle de alto calibre, de manera legal y que, además, tenía otros arma de fuego, que también adquirió legalmente.

Crimo, presuntamente, se subió a una azotea cercana a un desfile por el Día de la Independencia y disparó indiscriminadamente más de 70 veces contra la multitud.