Mundo

Médico tras no lograr salvar a niña herida de muerte en ataque aéreo ruso: “Enséñale esto a Putin”

Las lágrimas de los médicos que intentaron reanimar a la menor son la muestra del complicado panorama que se vive en Ucrania.

Vladimir Putin inició la operación militar contra Ucrania el último 24 de febrero. Foto: referencial/EFE
Vladimir Putin inició la operación militar contra Ucrania el último 24 de febrero. Foto: referencial/EFE
Mundo LR

Desde el despliegue militar de Rusia en Ucrania, las tragedias en los grupos más vulnerables son incontables. Esta vez, una niña fue afectada por un ataque aéreo en Mariupol, de territorio ucraniano. Los médicos intentaron reanimarla, pero la menor, que estaba con su pijama de unicornio, falleció. Entre lágrimas, uno de los galenos exigió que el caso sea mostrado a Vladimir Putin.

El último domingo 27 de febrero, la ciudad portuaria de Mariupol fue una vez más el epicentro de una ofensiva rusa por la vía aérea. Una familia, que no había logrado escapar y que se encontraba refugiada en su hogar, fue alcanzada por uno de los proyectiles. Cuando los padres, ambos heridos, hicieron una verificación del daño, encontraron inconsciente a su menor hija.

El hospital de la misma localidad al tomar nota del caso envió una ambulancia. Con premura, llegó a la casa afectada para trasladar a la niña, que aún tenía puesto su pijama de unicornio. En el trayecto, el grupo médico intentó reanimarla, pero no hubo respuesta, el bombardeo había dejado graves daños en la pequeña.

Esto; sin embargo, no los dejó de brazos cruzados. Al llegar al hospital de Mariupol, los gritos de los médicos pusieron al relieve la única consigna: “Sáquenla, sáquenla, podemos lograrlo”.

Mientras en los exteriores se quedó la madre, totalmente desconsolada, la niña fue llevada en una camilla hasta el área de emergencia. Ahí la esperaban un grupo de médicos. Una enfermera le puso una inyección. Luego, otro acudió al desfibrilador para potenciar el proceso de reanimación. También le bombearon oxígeno.

Los segundos pasaban y la tristeza empezaba a evidenciarse en el rostro de todos los presentes. Al final, pasó lo que trataban de evitar. La menor de seis años de edad falleció. En ese instante, uno de los médicos, muy molesto, se acercó a un periodista de Associated Press y gritó: “Enséñale esto a Putin”.

El mismo médico, dio media vuelta, volvió donde estaba la menor, le cerró los ojos lentamente y la cubrió.