Adolescente que iba a ser estrangulada por su padre fue salvada por su pequeño perrito

El hombre que atacó en reiteradas ocasiones a su hija fue derribado y retenido por un can de raza jack-russell en Francia.

A pesar de la gravedad de la escena, un pequeño jack-russell defendió a su dueña. Foto: composición/referencial/Alberto Díaz-Karen Arnold
A pesar de la gravedad de la escena, un pequeño jack-russell defendió a su dueña. Foto: composición/referencial/Alberto Díaz-Karen Arnold
Mundo LR

Su pequeño tamaño y sus menguados 10 kilogramos no fueron impedimento para que un perro salve a su dueña. En Francia, un hombre en estado de ebriedad atacó e intentó estrangular a su menor hija; sin embargo, el can interfirió para que la adolescente pueda escapar.

El pasado mes de septiembre, en la localidad Roissy-en-Brie de París, una joven de 16 años fue agredida por su progenitor, que, según señalan los medios locales, se encontraba ebrio y desorientado.

PUEDES VER: Dos policías son apartados de su puesto por “defender los derechos de los animales”

El hombre, aquella noche, golpeó en reiteradas ocasiones a su hija y luego intentó estrangularla con la cadena de su perro. En estas circunstancias, la mascota de la familia, un canino de raza jack russell, se abalanzó contra el agresor.

El animal logró que la adolescente pueda liberarse, ya que tumbó y retuvo al hombre, dando tiempo para que la chica escape.

Al día siguiente del incidente, la directora del centro de estudios de la joven notó que esta tenía marcas en el cuello, por lo que dio aviso a las autoridades.

PUEDES VER: Una donación anónima de 70.000 euros evita cierre de un refugio y salva a 300 animales

Luego de llevar un proceso de investigación, el jueves 25 de noviembre, los implicados comparecieron ante el juzgado penal de Melum, consignó el informativo francés La Republique de Seine-et-Marne.

En el estrado, el padre afirmó no recordar lo que pasó aquella noche. En tanto, la menor no quiso manifestarse. “No lo culpo”, fue su única declaración. Al final, el acusado fue condenado a cuatro meses de libertad condicional.