Familia de Ghislaine Maxwell, presunta proxeneta de Epstein, recurre a la ONU

A pocos días de que inicie el juicio contra la expareja del magnate pederasta, sus hermanos y hermanas denuncian “violaciones de derechos” y “tratos indignos” mientras está en prisión.

La Republica
El juicio de Maxwell, de 59 años, debe empezar el 29 de noviembre en Nueva York, dos años después del suicidio de Jeffrey Epstein. Foto: AFP
Agencia AFP

La familia de Ghislaine Maxwell, detenida en Estados Unidos por el sonado caso del difunto magnate Jeffrey Epstein, presentó el lunes 22 de noviembre a expertos de la ONU una demanda, al considerar injustificada su reclusión y que no tiene ninguna posibilidad de un juicio justo, informaron sus abogados a la AFP.

Los hermanos y hermanas de Maxwell denuncian “graves violaciones de los derechos de la defensa y de la presunción de inocencia, tratos indignos y degradantes que nuestra hermana ha sufrido y sigue sufriendo en la cárcel donde está detenida en aislamiento desde hace 500 días de forma injustificada”, según un comunicado de los abogados François Zimeray y Jessica Finelle, especializados en casos de derechos humanos.

Ambos letrados presentaron su demanda en Ginebra, Suiza, ante el Grupo de Trabajo de la ONU sobre Detención Arbitraria, que no tiene poder de coerción, pero cuyos llamados tienen cierto peso, debido a la reputación de independencia de sus investigaciones. Estos expertos no se expresan en nombre de la organización.

PUEDES VER: Salen a la luz más denuncias contra Epstein: sobreviviente lo acusa de abusos por 15 años

Según el recurso presentado, Ghislaine Maxwell, hija del que fuera magnate de la prensa británica, Robert Maxwell, no puede ser objeto de un juicio justo.

“Hay una línea estrecha que separa la justicia de la venganza (...) Delante del tribunal de la opinión pública, Maxwell es presunta culpable, condenada y satanizada antes de cualquier juicio”, señalan los abogados.

Los abogados subrayaron que su iniciativa es independiente de la defensa de fondo en Estados Unidos, y se basan en lo que para ellos son “numerosas violaciones del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos”.

También denuncian una detención “según un régimen de excepción”: aislamiento, constantes registros corporales diarios, vigilancia las 24 horas del día.

El juicio de Maxwell, de 59 años, debe empezar el 29 de noviembre en Nueva York, dos años después del suicidio de Jeffrey Epstein, acusado de cargos de tráfico sexual de menores.

Ghislaine Maxwell, que tiene la nacionalidad francesa, británica y estadounidense, está acusada de reclutar menores para Jeffrey Epstein y su entorno. Así, se enfrenta a una posible pena de cadena perpetua al término de un proceso que durará seis semanas.

Maxwell se ha declarado no culpable de los seis cargos que le imputan, entre ellos el de tráfico de menores, y si se confirma su culpabilidad en todos ellos podría pasar 80 años en la cárcel.