Indignación en EE. UU.: mujer sufrió aborto espontáneo y la condenan a 4 años de prisión

Fiscales aseguran que el aborto espontáneo fue por un presunto uso de metanfetamina, pero no se ha comprobado. “Fue condenada por un delito sin base legal o científica”, alertaron defensoras de las embarazadas.

Brittney Poolaw tuvo el aborto espontáneo en enero de 2020. Foto: Centro penitenciario de Comanche
Brittney Poolaw tuvo el aborto espontáneo en enero de 2020. Foto: Centro penitenciario de Comanche
Mundo LR

Consternación se ha generado luego de que una mujer en Oklahoma, Estados Unidos (EE. UU.), fue condenada a cuatro años de prisión tras sufrir un aborto espontáneo bajo el cargo de homicidio involuntario en primer grado. Fiscales la responsabilizan por presunto uso de un fuerte estimulante, pese a que todavía no han obtenido una prueba concluyente.

Brittney Poolaw, de 21 años, fue sentenciada a principios de mes tras el aborto espontáneo que experimentó el año pasado. La Fiscalía la culpa por un presunto uso de metanfetamina, reportó este martes 19 de octubre CBS News.

Una autopsia del feto mostró que dio positivo en metanfetamina. Empero de momento no hay evidencia de que su uso haya causado el aborto espontáneo, que según este examen anatómico podría haber sido provocado por factores que incluían una anomalía congénita y desprendimiento de placenta.

PUEDES VER: Un avión se estrella, queda envuelto en llamas y sobreviven todos los tripulantes

El informe del médico forense puntualizó que el feto tenía entre 15 y 17 semanas de edad, lo que significa que todavía no habría podido sobrevivir de manera viable fuera del útero.

“Esta acusación siguió adelante contra alguien que tuvo una pérdida de embarazo antes de que el feto se considerara viable”, lamentó Lynn Paltrow, directora ejecutiva de las Defensoras Nacionales de las Mujeres Embarazadas (NAPW, por su sigla en inglés).

Citada por la agencia AP, Paltrow recalcó que “el informe del médico forense ni siquiera afirma que la metanfetamina fue la causa”.

PUEDES VER: Mujer mató a un hombre porque se negó a besarla en EE. UU.

Por lo tanto, desde NAPW sostienen que las leyes de homicidio y homicidio involuntario de Oklahoma no se aplican a los abortos espontáneos.

“La ley de Oklahoma prohíbe el enjuiciamiento de la ‘madre del niño por nacer’ a menos que haya cometido ‘un delito que causó la muerte del niño por nacer’”, señaló NAPW.

Según el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos, los fetos no tienen posibilidades de sobrevivir fuera del útero antes de las 24 semanas de gestación.

PUEDES VER: Asesino que quedó libre por beneficio legal cometió feminicidio en EE. UU.

“El caso de la Sra. Poolaw es una tragedia”, dijo la organización. “Ella ha sufrido el trauma de la pérdida del embarazo, ha estado encarcelada durante un año y medio durante una pandemia, y fue acusada y condenada por un delito sin base legal o científica”.

Los hechos se remontan a enero de 2020, un momento en el que Brittney Poolaw tenía 19 años cuando fue llevada al Hospital Memorial.

De acuerdo a un estudio encargado por NAPW, entre 1973 y 2005 hubo 413 enjuiciamientos penales de este tipo en EE. UU. y desde 2006 ascendieron a 1.250 casos.

PUEDES VER: Colapso sin precedentes: ¿por qué hay tantos barcos haciendo fila para entrar a EE. UU.?

“Así que estamos viendo tres veces más casos en menos de la mitad del período de tiempo que este primer estudio”, señaló Dana Sussman, subdirectora ejecutiva de NAPW. “Esto es mucho más común de lo que creo que la mayoría de la gente creería o entendería”.