EN VIVO - PSG vs. Marsella: sigue el minuto a minuto del duelo por la Ligue 1 EN VIVO - Inter vs. Juventus: sigue el minuto a minuto del partidazo por la Serie A

El caso de un bebé de 2 años que disparó y mató a su propia madre en Florida

La víctima hablaba por Zoom cuando recibió un tiro. Por este caso ha sido detenido Veondre Avery, progenitor del menor.

El bebé tomó el arma, se acercó a su madre mientras hablaba con sus compañeros de trabajo y consiguió dispararle. Foto: captura de 2 Wesh
El bebé tomó el arma, se acercó a su madre mientras hablaba con sus compañeros de trabajo y consiguió dispararle. Foto: captura de 2 Wesh
Agencia AFP

La Policía detuvo a un hombre por homicidio negligente en Florida (Estados Unidos), después de que su hijo de 2 años encontrara un arma cargada en su mochila y matara con ella a su madre de un disparo en la cabeza.

El arresto de Veondre Avery, de 22 años, ocurrió el martes 13 de octubre en Altamonte Springs, en el centro del estado, según informó la Policía local.

Los hechos, por los que Avery también fue acusado de almacenamiento peligroso de arma de fuego, tuvieron lugar el 11 de agosto en su domicilio.

PUEDES VER: EE. UU.: niños migrantes eran obligados a “competir por comida” en centro para menores

Aquel día, su pareja Shamaya Lynn, de 21 años, estaba hablando con compañeros de trabajo por videollamada cuando, de repente, cayó de espaldas y no volvió a aparecer en pantalla.

Una joven que participaba en la reunión virtual llamó a la Policía para contarle que había oído un ruido antes de que Lynn cayera de su asiento. A su llegada al domicilio de la víctima, los agentes vieron cómo Avery trataba de reanimarla, ya que había recibido un disparo en la cabeza, según la oficina del fiscal estatal.

La investigación permitió averiguar que el sujeto había dejado una pistola cargada y sin el seguro puesto en la mochila de su hijo, decorada con imágenes del dibujo animado La patrulla canina.

El bebé tomó el arma, se acercó a su madre mientras hablaba con sus compañeros de trabajo y consiguió dispararle. Roberto Ruiz Jr., un agente de la Policía de Altamonte Springs, dio detalles sobre la detención en rueda de prensa.

“Tal vez no fuera algo que esa persona quisiera hacer”, dijo sobre Avery y la muerte de Lynn. “Pero ahora tiene que pagar las consecuencias”, precisó.

“Como propietario de una pistola, uno tiene la responsabilidad de tener cuidado con esas armas”, añadió. El delito de homicidio negligente se castiga en Florida con pena de hasta 15 años de cárcel, según la ley estatal.