Celebraba su cumpleaños y una bomba escondida en un regalo acabó con su vida

México. El gerente de un conocido restaurante murió luego de que abriera un presente que contenía un explosivo en su interior. También falleció uno de sus socios.

Mario Hernández celebraba su cumpleaños junto a los trabajadores de Barra 16.04 horas antes de su muerte. Foto: Barra 16.04
Mario Hernández celebraba su cumpleaños junto a los trabajadores de Barra 16.04 horas antes de su muerte. Foto: Barra 16.04
Mundo LR

Un nuevo acto violento conmocionó a toda la población de México. El Municipio de Salamanca del estado de Guanajuato fue testigo de un crimen en el que resultó muerto el gerente de Barra 16.04, un concurrido restaurante de esa localidad. Su deceso ocurrió como consecuencia de un explosivo camuflado dentro de un regalo, que fue enviado mientras la víctima celebraba su cumpleaños rodeado por amigos y empleados.

El hecho ocurrido el último domingo 19 de septiembre fue sorpresivo para todos. Mario Alberto Hernández Cárdenas se encontraba festejando su onomástico con sus trabajadores y junto a su socio Mauricio Salvador Romero Morales. Las publicaciones hechas en las redes sociales del conocido local demuestran que los presentes en la reunión no presagiaban qué sucedería luego.

De acuerdo a un comunicado de la Fiscalía de Guanajuato, al promediar las 7.14 p. m., Hernández fue advertido de la existencia de un presente que había llegado hasta la puerta del restaurante. El agasajado decidió salir para ver de qué se trataba.

Según Univisión, el paquete era muy vistoso y estaba en vuelto en papel de forma muy llamativa e inclusive llevaba globos. El regalo fue entregado por un hombre y una mujer, quienes se movilizaban en una motocicleta.

Fuera del local, Hernández estaba muy emocionado por el envío y decidió abrirlo. En ese instante, el aparato explosivo estalló y acabo instantáneamente con la vida del gerente de Barra 16.04 y de su socio Romero, quien también había salido a acompañarlo.

El uso de explosivos para atentados es poco usado en tierras mexicanas, pero está tomando fuerza en los últimos años. Finalmente, la Fiscalía de Guanajuato condenó el ataque y sostuvo que seguirá con las investigaciones del hecho.