ESPECIAL DE LR DATA - Viruela del mono: entre el miedo y la desinformación PARO DE TRANSPORTISTAS - ¿Qué se sabe de la movilización programada para este lunes 27 de junio?

Argentina: se fue a dormir y la hallaron muerta, el culpable fue su padrastro

Si bien se aguarda el resultado preliminar de la autopsia, la víctima presentaba escoriaciones y un leve traumatismo en el cuello.

El acusado fue detenido en las Malvinas Argentinas. Foto: Comandancia de La Plata.
El acusado fue detenido en las Malvinas Argentinas. Foto: Comandancia de La Plata.
Mundo LR

Una joven fue asesinada por Javier Benítez Ortigoza, su padrastro de 29 años, quien llevaba una relación sentimental con una mujer de 51 años, madre de la víctima. El hecho ocurrió en Buenos Aires, Argentina.

Yamila Belén Araujo se llamaba la mujer de 24 años a la que Benítez mató durante un aparente ataque sexual cuando se encontraban celebrando el cumpleaños de la progenitora de Yamila el último miércoles 15 de septiembre.

Los familiares narran que el hombre, quien había salido de la cárcel un año atrás, habría subido detrás de la víctima cuando ella se dirigía hacia su habitación a dormir. Al día siguiente fueron a despertarla y la encontraron muerta.

El sospechoso, que se hallaba en las Malvinas Argentinas con un familiar, fue detenido de forma inmediata. Aún no hay un resultado definitivo de la autopsia, el preliminar describe que la víctima presentaba escoriaciones y un leve traumatismo en el cuello.

Javier Benítez Ortigoza (29), detenido por el femicidio de Yamila Belén Araujo (24). Foto: Caracol Digital

Damián, hermano de la víctima, contó que el sospechoso, de nacionalidad paraguaya, “se venía portando bien”, pero que “tenía todo planeado”.

“Mi hermana se fue a acostar, él la acompañó y dejó la llave puesta en la puerta para volver”, relató el joven, quien afirmó que luego “violó y mató” a Yamila.

Además, Damián señaló que Benítez era pareja de su madre hace aproximadamente dos años y fue ella quien escuchó que salió de la casa a las 8.30 a. m.

También comentó que gracias a uno de los hermanos del asesino, pudieron atraparlo agentes de la Policía, pues él llamó a la madre de Yamila para decirle dónde se encontraba.

Según las fuentes, el hombre quedó en libertad de la Unidad Carcelaria 48 el 4 de mayo del 2020, acusado de “robo calificado y portación ilegal de arma de fuego”.

Benítez Ortigoza será indagado por la fiscal Karina Carbonella, a cargo de la Fiscalía especializada en Violencia de Género de las Malvinas Argentinas, por el delito de “homicidio agravado por mediar violencia de género” (femicidio), que prevé una pena de prisión perpetua.

Yamila tenía dos hijos y trabajaba en una pizzería. En las redes sociales, sus familiares manifestaron su dolor y exigieron que el asesino “se pudra en la cárcel”.