Mundo

“Una amenaza”: Japón se alarma por la última prueba de misiles de Corea del Norte

El Gobierno japonés manifestó su preocupación luego de que Pyongyang ensayara un nuevo modelo de “misil de crucero” que alcanzó blancos a 1.500 km de distancia.

El portavoz japonés afirmó que el país colaborará con sus aliados Estados Unidos y Corea del Sur para analizar cualquier eventualidad. Foto: AFP
El portavoz japonés afirmó que el país colaborará con sus aliados Estados Unidos y Corea del Sur para analizar cualquier eventualidad. Foto: AFP
Agencia EFE

Este lunes 13 de setiembre, Japón manifestó su preocupación por el último test de misiles de crucero de largo alcance de Corea del Norte por la “amenaza” que constituye para la estabilidad del área que rodea al archipiélago.

“El Gobierno de Japón siempre vigila con mucha atención los movimientos militares de Corea del Norte, por lo que recopilamos información (sobre ellos) y la analizamos”, dijo el portavoz gubernamental, Katsunobu Kato, al ser preguntado este 13 de setiembre en su rueda de prensa diaria sobre la última prueba armamentística norcoreana.

Corea del Norte probó durante el fin de semana un nuevo misil de crucero de largo alcance, informaron los medios del régimen.

Según la información publicada por la agencia de noticias KCNA, se realizó más de un lanzamiento, el sábado y el domingo, en los que los proyectiles volaron durante más de dos horas y alcanzaron sus objetivos situados a unos 1.500 kilómetros de distancia tras sobrevolar territorios y aguas de Corea del Norte.

"Un misil que vuela unos 1.500 kilómetros sería una amenaza para la paz y la seguridad de la zona que rodea a Japón, por lo que estamos preocupados", dijo Kato.

El portavoz japonés afirmó que el país colaborará con sus aliados Estados Unidos y Corea del Sur para analizar cualquier eventualidad y que Japón "seguirá fortaleciéndose ante amenazas aéreas para poder proteger su territorio".

A diferencia de los misiles balísticos que también ha desarrollado y probado el régimen, los proyectiles de crucero no están sujetos a sanciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (ONU), al ser considerados una amenaza armamentística de menor nivel.

El test armamentístico norcoreano tuvo lugar después de que Pyonyang acogiera un desfile militar de bajo perfil el último jueves para conmemorar el 73 aniversario de la fundación del país.

La de este fin de semana es la primera prueba de armas que realiza el régimen desde marzo.