Corea del Norte probó un nuevo misil de largo alcance

Los disparos de prueba se llevaron a cabo el fin de semana y fueron el resultado de dos años de investigaciones.

Las pruebas de este misil tuvieron lugar después de dos años de investigación. Foto: referencial/AFP
Las pruebas de este misil tuvieron lugar después de dos años de investigación. Foto: referencial/AFP
Mundo LR

El régimen de Corea del Norte, con Kim Jong-un como presidente, realizó con éxito pruebas de un nuevo tipo de misil de crucero de largo alcance durante el fin de semana, según informó este lunes la agencia estatal KCNA.

“El desarrollo del misil de crucero de largo alcance, un arma estratégica de gran importancia [...] se ha impulsado de acuerdo con el proceso de desarrollo de sistemas de armas científicos y fiables durante los últimos dos años”, señala KCNA.

Los misiles hicieron un recorrido de 1.500 kilómetros en el aire antes de alcanzar sus objetivos y caer en aguas territoriales del país asiático.

Esta nueva prueba de misiles se produjo días después del desfile militar que realizó la semana anterior el Gobierno de Kim Jong-un para celebrar el 73º aniversario de la fundación de Corea del Norte, en el que participaron unidades paramilitares mecanizadas, lanzadores de cohetes y armas antitanque.

“Se llevaron a cabo con éxito pruebas parciales detalladas y decenas de pruebas de disparo estáticas de motor, diferentes pruebas de vuelo, pruebas de control y guía, pruebas de potencia de ojivas”, comunicó la agencia estatal.

El disparo de este misil de crucero de largo alcance llega en un momento en que Pionyang parece haber reactivado instalaciones que emplea para producir combustible nuclear apto para bombas.

Semanas atrás, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) denunció que Corea del Norte ha vuelto a poner en funcionamiento este año su reactor nuclear y sus instalaciones para reprocesar combustible atómico, según un informe del organismo .

En los últimos meses, la dictadura de Kim Jong-un amenazó con ampliar su programa nuclear si Estados Unidos no retira su “política hostil” hacia el país, en una aparente referencia a las sanciones y a los simulacros militares que realiza Washington con Corea del Sur.