Argentina: el cura Nicolás Parma fue condenado a 17 años de prisión por abuso sexual

Este es el segundo caso dentro de la misma congregación, ya que hace unos meses su fundador, Agustín Rosa Torino, fue condenado a 12 años de cárcel por abuso sexual.

El hecho ocurrió al sur de Buenos Aires en la parroquia Exaltación de la Cruz en Puerto Santa Cruz entre los años 2009 y 2012. Foto: difusión
El hecho ocurrió al sur de Buenos Aires en la parroquia Exaltación de la Cruz en Puerto Santa Cruz entre los años 2009 y 2012. Foto: difusión
Mundo LR

La congregación Hermanos Discípulos de Jesús de San Juan Bautista en Puerto Santa Cruz, Argentina, ahora cuenta con dos curas sentenciados por abuso sexual dentro de su sacerdocio. Este miércoles el cura Nicolás Parma fue condenado a 17 años de prisión efectiva, después de que un tribunal lo encontrara culpable por el delito de abuso sexual.

El hecho ocurrió al sur de Buenos Aires en la parroquia Exaltación de la Cruz entre los años 2009 y 2012. El medio La Nación informó que fueron dos las seminaristas agredidas por Parma.

El tribunal encargado del caso determinó que el sacerdote argentino es responsable del crimen de “abuso sexual simple doblemente agravado por haber sido cometido por un ministro de culto, encargado de la educación y guarda de menor conviviente”. Asimismo, se indicó como agravante a la condena el hecho de haber actuado de manera continuada contra otro menor.

Jonatan Alustiza, una de las víctimas, quien escuchó la sentencia desde su residencia, contó que los abusos comenzaron cuando tenía 14 años, en el 2009, y estaba en búsqueda de su vocación religiosa.

Alustiza señaló, al diario La Nación, que vivía en una casa cerca de la parroquia del cura Parma, quien compartía vivienda junto con otro hombre. Además, reveló que debido a que no tenía ningún medio de comunicación por estar prohibidos los teléfonos, no pudo contárselo a nadie.

Una vez que logró recuperar sus documentos, volvió a casa y después de algunos años logró denunciarlo a las autoridades.

Este no es un suceso aislado, ya que en julio del 2021 el fundador de la Congregación de Hermanos Discípulos de Jesús de San Juan Bautista, Agustín Rosa Torino, también fue condenado por abuso sexual a 12 años de cárcel.