EN VIVO - Pleno del Congreso interpela al ministro de Educación y debatirá hoy moción de vacancia

Profesora que se burló de su único estudiante que fue a clases presenciales indignó a México

La maestra de jardín se burló de la situación a través de redes sociales. Familiar del niño señaló que asistía a clases presenciales por no tener internet en casa.

Maestra publicó en su estado de WhatsApp estas dos imágenes en donde se ve el rostro completo tanto de ella como del niño Foto: Twitter/@rosaliliatorrs
Maestra publicó en su estado de WhatsApp estas dos imágenes en donde se ve el rostro completo tanto de ella como del niño Foto: Twitter/@rosaliliatorrs
Mundo LR

En redes sociales exhibieron a una maestra del Jardín de Niños “Arquímedes”, en México, que se burló del único alumno presente en sus clases presenciales. El hecho, sucedido en el poblado de Naya, Estado de Durando, fue objeto de indignación en redes y motivo de un pronunciamiento de las autoridades.

La maestra de nivel preescolar fue identificada como Edna y ha generado el rechazo del público, pues hizo mofa de su único estudiante a través de las redes sociales el pasado 30 de agosto.

Edna se tomó una foto en donde se la ve en primer plano y al niño de fondo. Subió la imagen a sus estados de WhatsApp junto a otra que dice lo siguiente: “Feliz regreso a clases les desea Hernández funerales”.

Estado de WSTP: Foto: Twitter/@rosaliliatorrs

Esas publicaciones fueron suficientes para que la maestra fuera denunciada, pues, además de eso, la madre del niño contó que Edna le pidió que todos los días debía ir a desinfectar el salón con cloro y un trapo.

“Para pedirle de favor a la mamá del único niño que asiste a clases, a partir de mañana tendría que pasar a limpiar y desinfectar el salón todos los días, tendría que llevar su trapito y cloro para poder realizar la limpieza en el salón”, le escribió en un mensaje de WhatsApp a la progenitora.

Mensaje de la profesora a la madre del niño. Foto: Twitter/@rosaliliatorrs

“Solamente le tocaría a usted señora todos los días ya que es el único niño que asiste de manera presencial. Por favor le encargo mucho que asista a partir de mañana a las 11, muchas gracias”, agregó la maestra al mensaje, el cual fue una de las pruebas de la denuncia.

Rubén Calderón, secretario de Educación de Durango, informó que los padres del pequeño no han levantado una queja formal, sin embargo, el Consejo Técnico del plantel y la subsecretaría se encuentran investigando el caso. A la fecha no se ha anunciado un castigo a la maestra.

Una familiar del menor publicó un mensaje en redes sociales para explicar las razones por las que el niño va a la escuela. Ella asegura que no cuentan con suficientes recursos para contratar un servicio de internet, por lo que la abuela decidió enviarlo de forma presencial y así pueda continuar su educación.

Publicación en Facebook de una familiar del niño. Foto: Twitter/@rosaliliatorrs

“Dónde está la ética profesional de esta maestra al exponer a un menor de edad con estas acciones. Es indignante la imagen que subió, se supone que las maestras le tienen amor a su profesión, con sus acciones demuestra todo lo contrario. El niño no tiene acceso a internet y por eso tiene que asistir. Ella no sabe el esfuerzo que mi abuelita hace por mandarlo”, escribió en Facebook.

Los internautas comentan que cualquiera fuese la razón por la que el pequeño asiste a clases presenciales, los padres y menores tienen el derecho de elegir la modalidad en que quieren continuar con los estudios de este ciclo escolar.

Otras noticias de maestros en el mundo:

Profesor viajó tres días en moto para entregar tarea a alumnos sin internet

En medio de la cuarentena por el nuevo coronavirus, un director de un colegio de la provincia de Misiones, en Argentina, manejó una motocicleta durante tres días para repartir la tarea a los alumnos que residen en las zonas más alejadas de la institución, ubicada en la localidad de El Alcázar, según informó Telefe Noticias.

Se trata del pedagogo Juan Radovich, quien entregó en cada hogar los cuadernillos de actividades facilitados por el Consejo de Educación a los colegiales que han paralizado su aprendizaje a causa del aislamiento dispuesto por las autoridades sanitarias, debido a la pandemia por COVID-19.

Director viajó en moto durante tres días para repartir material educativo a estudiantes sin conexión a internet. Foto: Telefe Noticias

Maestra viaja en carreta para entregar material educativo a estudiantes sin internet

En Chile, una profesora de Educación General Básica preocupada en la continuación de estudios de sus alumnos, que viven en zonas rurales alejadas de la localidad de Santa Juana (región del Biobío), se traslada en carreta para repartir material pedagógico a estudiantes que no tienen internet en casa.

Se trata de la maestra Inés María González, quien es responsable de la escuela Colico Bajo, instalaciones que se usan también como internado, ya que sus estudiantes habitan en sitios muy alejados en uno de los municipios más grandes, pero con mayor tasa de ruralidad de la provincia de Concepción, informó el portal Cooperativa.

Profesora viaja en carreta para repartir material pedagógico a sus alumnos que no tienen internet. Foto: Cooperativa

Profesora brasileña reparte abrazos a sus alumnos confinados por la COVID-19

A pesar del confinamiento de los niños, una profesora de 47 años en Brasil tomó la decisión de visitar a sus alumnos casa por casa para saber cómo se encontraban y hacerles ver el cariño que les tiene. Durante varios días, Maura Silva pensó en un plan para seguir en contacto con ellos sin afectarlos con la COVID-19. Y así creó unos “Kits de abrazos”.

Maura recorrió las calles de Río de Janeiro y entregó a sus alumnos un equipamiento que consiste en ropa protectora, mascarilla de tela y unos dulces para poder abrazarlos. “Es como si estableciéramos una conexión infinita”, explicó Silva sobre sus encuentros con los niños y niñas de su clase de primaria, quienes se muestran emocionados al verla aparecer frente a la puerta de sus viviendas.

Maura Silva visita a sus alumnos confinados con un equipamiento en Río de Janeiro. Foto: El País.