“Parecía que se acababa el mundo”: intensas lluvias dejan innumerables destrozos en España

El impacto de un potente aguacero, que fue descrito como “muy excepcional” por el Servicio Meteorológico de Cataluña, dejó serios daños materiales en España.

Horas de fuertes lluvias provocaron inundaciones en el este de España, con algunas zonas costeras abrumadas por inundaciones repentinas que arrasaron coches y árboles. Foto: EFE y AFP
Horas de fuertes lluvias provocaron inundaciones en el este de España, con algunas zonas costeras abrumadas por inundaciones repentinas que arrasaron coches y árboles. Foto: EFE y AFP
Agencia AFP

Vehículos amontonados o caídos al mar arrastrados por el agua, enseres desperdigados y calles convertidas en verdaderos ríos caudalosos: las fuertes lluvias que cayeron sobre España dejaron impresionantes imágenes y destrozos que las autoridades evaluaban este jueves 2 de setiembre.

El impacto de un potente aguacero que el miércoles 1 de setiembre fue descrito como “muy excepcional” por el Servicio Meteorológico de Cataluña dejó serios daños materiales en el este de España, donde poblaciones como Alcanar, a unos 200 kilómetros al sur de Barcelona, llegaron a registrar 212 litros por metro cuadrado en tres horas.

Un fuerte caudal de agua marrón irrumpió por las calles de varios municipios de la zona, arrasando todo lo que encontraba a su paso y obligando a las fuerzas de seguridad a rescatar a personas de vehículos. Finalmente, lograron evitar que haya víctimas mortales.

La imagen muestra algunos autos que fueron arrastrados hasta la orilla del mar en Alcanar. Foto: AFP

Parecía que se acababa el mundo”, describió el alcalde de Alcanar, Joan Roig, en la radio Rac 1, afirmando que este jueves su pueblo se encontraba “devastado”, por lo que solicitó ayuda para retirar el lodo que todavía anega sus calles.

La administración local mantiene la alerta por inundaciones mientras se evalúan los daños y las 83 personas que fueron desalojadas regresan a sus casas.

En la vecina Comunidad Valenciana (este), el aguacero dificultó aún más la salida a la calle de los gigantes monumentos de las Fallas, que se celebran estos días por primera vez desde que comenzó la pandemia de la COVID-19.

Unos vecinos participan en los labores de limpieza por los daños causados en les Cases d’Alcanar (Tarragona, Cataluña) por la lluvia torrencial. Foto: EFE

La situación meteorológica continuará “complicada en amplias zonas del centro y este de la península” en las próximas horas, según informó el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), Rubén del Campo, que subrayó que el cambio climático ha convertido estos fenómenos extremos en cada vez más frecuentes en España, especialmente en la zona mediterránea.

Los lugareños intentan quitar el barro de las calles en Alcanar, el 2 de septiembre de 2021, un día después de que las inundaciones repentinas afectaran el área. Foto: AFP

En setiembre de 2019, siete personas murieron por unas riadas en el sureste del país y el año anterior fueron 13 las víctimas de un temporal en la isla de Mallorca (Baleares).