Una pareja boliviana se da el “sí” a 6.462 metros de altitud en el Illimani

El amor por la escalada unió a Jhonny y Heydi. A más de 6.400 metros de altura y a 10 grados bajo cero celebraron una boda muy original.

Jhonny le pidió matrimonio a Heydi en el pico del Huayna Potosí a 6.088 metros de altitud. Foto: Captura de YouTube
Jhonny le pidió matrimonio a Heydi en el pico del Huayna Potosí a 6.088 metros de altitud. Foto: Captura de YouTube
Mundo LR

Los bolivianos Jhonny Pacheco y Heydi Paco decidieron darse el “sí” en un lugar “inolvidable”, en un sitio “más cerca al cielo y cerca de Dios”: se trata del imponente nevado Illimani de La Paz, ubicado a 6.462 metros de altitud.

Todo comenzó como una idea que al principio parecía una “locura”, pero la pareja estaba decidida a hacerla realidad de alguna manera, comentó Jhonny a Efe.

La idea rondaba en sus cabezas, en especial en la de Jhonny, después de haberle pedido matrimonio a Heydi en el pico del Huayna Potosí a 6.088 metros de altitud, que se encuentra cerca de La Paz.

Luego de esa hazaña para el compromiso de la pareja, la boda debía ser “inolvidable” y escogieron al “mágico” Illimani como el principal testigo de su unión.

“De todas las montañas que subí de Bolivia, el Illimani tiene algo mágico, tiene algo interesante, algo que te atrae y te conquista”, dijo el novio.

Jhonny ya había escalado varias montañas del país, pero su compañera de esta “aventura” no era tan experimentada como él, aún así los dos estaban decididos a cumplir ese “sueño”.

Es así que nombraron “padrinos de boda” a experimentados montañistas que también son amigos de la pareja, entre esos están las cholitas escaladoras Maya, y junto a ellos idearon el plan para el gran día.

La pareja viajó desde la central Cochabamba, donde residen, hasta la ciudad de La Paz. Emprendieron una aventura de tres días para llegar hasta la cima de este emblemático nevado.

Para realizar el acto central en la cima necesitaron de al menos 7 porteadoras, llamadas así las personas que cargan cosas en la montaña, cada una llevaba alrededor de 20 kilos de peso en el que iban los vestidos, la decoración y la comida que requerían la decena de personas involucradas en esta “aventura”.

Lazy loaded component

La boda

Los novios y padrinos de boda caminaron un día hasta uno de los campos en el nevado conocido como “nido de cóndores”, donde descansaron, y a la madrugada del día siguiente continuaron con la parte más dura de la travesía para llegar a la cima con un clima de 10 grados bajo cero, explicó Heydi.

Todos llegaron al mediodía del 7 de agosto. Las cholitas escaladoras Maya, entre ellas Dora Magueño; la madrina, Ana Lía y Estrella Gonzales, ayudaron a la novia a cambiarse y ponerse el vestido blanco.

Heydi contó que ella misma bordó un Illimani en la parte delantera de su vestido para que estuviera acorde al contexto del matrimonio, en tanto Jhonny alistaba su camisa guinda y su saco para comenzar el acto central.

Lazy loaded component

Entre las nubes y el manto blanco del nevado, Jhonny caminó por un pasillo hecho de pequeños ramos de flores enganchado a su padrino, utilizando casco y “grampones”.

De la misma manera, Heydi enlazada a su madrina por una cuerda y con grampones en los pies lució un largo velo de novia que fue sujetado por las cholitas escaladoras. También tenía un ramo de rosas y un tapado blanco de aguayo, un tejido típico andino.

En el lugar, uno de los montañistas les entregó la libreta familiar y ambos se dieron el “sí”, en medio de aplausos de sus amigos y padrinos.

Luego se volvieron a cambiar por el intenso viento frío y descendieron hasta uno de los campamentos donde les esperaban otros montañistas para celebrar y tomarse fotos.

“Ha sido un sueño cumplido para mí, nosotros como pareja vamos a recordarlo siempre”, expresó Heydi.

Para la pareja, el Illimani ahora representa su amor, su unión, pero también su primera meta lograda como equipo y siempre podrán apuntar hacia ese nevado y comentar que fueron los primeros novios en realizar una boda a más de 6.000 metros de altitud.

“Ha sido una buena decisión, creo que fue el mejor lugar para estar más cerca del cielo y más cerca de Dios, siempre será inolvidable”, enfatizó el novio.

Con información de EFE.

Lazy loaded component