Jeanine Áñez: informan que expresidenta habría intentado autolesionarse en la cárcel

“Informamos que su salud es estable y que tiene unos pequeños rasguños en unos de sus brazos y no hay nada de qué preocuparse”, apuntó el ministro de Gobierno.

Jeanine Áñez padece hipertensión arterial y según su entorno tiene problemas serios de salud.  Foto: AFP
Jeanine Áñez padece hipertensión arterial y según su entorno tiene problemas serios de salud. Foto: AFP
Mundo LR

La expresidenta de Bolivia, Jeanine Añez, habría intentado autolesionarse la madrugada de este sábado 21 de agosto en la cárcel donde está detenida y ya es atendida por médicos, notificó el Ejecutivo del país latinoamericano.

En conferencia de prensa el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, confirmó lo sucedido e indicó que se encuentra “estable”.

“Lamento informar al pueblo boliviano que la señora Jeanine Áñez habría pretendido generarse una autolesión en horas de la madrugada del día de hoy. Sin embargo, informamos que su salud es estable y que tiene unos pequeños rasguños en unos de sus brazos y no hay nada de qué preocuparse”, dijo.

Del Castillo señaló que la ex jefa de Estado (2019–2020) no supo explicar porqué se autolesionó uno de sus brazos y tampoco explicó con qué tipo de objeto se hizo los cortes.

Lazy loaded component

“Se han hecho las consultas correspondientes a la señora Jeanine Áñez. Ella manifiesta desconocer cuáles fueron los móviles por los cuales habría intentado generarse algún tipo de lesión. Sin embargo, son lesiones superficiales que no han generado ningún tipo de herida considerable”, agregó.

Áñez, calificada como “golpista” por figuras del oficialismo, sufre hipertensión arterial y, según su entorno consultado por el diario local El Deber, tiene problemas serios de salud. No obstante, la Dirección de Régimen Penitenciario afirmó que la exmandataria tiene un cuadro estable de salud.

La exsenadora está acusada de delitos de sedición, terrorismo y conspiración en base a la denuncia de una exdiputada oficialista del Movimiento Al Socialismo (MAS).

A esas denuncias se han sumado otras por actos inconstitucionales durante su mandato. El Gobierno boliviano investiga la recepción de armas, munición de guerra y gases lacrimógenos bajo su gestión, procedentes de Ecuador, y si estos se usaron en los conflictos sociales del 2019.