El Valle de la Muerte: hallan fosa con restos de más de 500 personas asesinadas por los nazis

La fosa común fue descubierta cerca de la ciudad de Chojnice, situada en Pomerania, al norte de Polonia.

Arqueólogos polacos descubrieron restos de más de 500 personas asesinadas por los nazis y enterradas en el Valle de la Muerte, situado en Polonia. Foto: Twitter/Antiquity Journal
Arqueólogos polacos descubrieron restos de más de 500 personas asesinadas por los nazis y enterradas en el Valle de la Muerte, situado en Polonia. Foto: Twitter/Antiquity Journal
Mundo LR

Un grupo de arqueólogos descubrió una tumba masiva con más de 500 cuerpos en un área de Polonia conocida como el Valle de la Muerte, la cual fue uno de los epicentros de las atrocidades cometidas por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, según un estudio difundido este último miércoles 18 de agosto en la revista científica Antiquity Journal.

Los investigadores de la Academia Polaca de las Ciencias dirigidos por Dawid Kobialka realizaron una serie de excavaciones y abrieron ocho trincheras en diferentes lugares dentro del Valle de la Muerte, en la región de Pomerania, donde se calcula que aproximadamente entre 30.000 y 35.000 polacos fueron asesinados en 1939 por los nazis. Luego, en 1948, los alemanes volvieron a la zona para ejecutar a más personas y trataron de ocultar sus perversas masacres anteriores, exhumando y quemando los restos de las víctimas.

Sin embargo, el equipo de expertos encontró el enterramiento masivo y la evidencia de los huesos incinerados. “Localizamos el lugar donde murieron las víctimas y se cree que fueron quemadas en una formación de chimenea. Los fragmentos de madera conservados confirman la exactitud de los testimonios de los testigos, según los cuales los cuerpos y la pila fueron rociados con una sustancia inflamable y prendidos fuego. La presencia de objetos de valor pertenecientes a las víctimas demuestra que los cuerpos no fueron robados; estos artefactos también permiten la posibilidad de identificar a los individuos a través de sus posesiones”, se precisa en la investigación.

Asimismo, la exploración recuperó un total de 349 artefactos entre botones, medallas, colgantes y anillos de boda. La investigación determinó que algunas de las personas asesinadas pertenecían a la resistencia polaca, y se planea realizar análisis de ADN con la esperanza de identificarlas. Después volverán a ser enterradas en el mismo lugar para convertirlo en un cementerio de guerra oficial.