COVID-19: EE. UU. pedirá a los visitantes extranjeros estar completamente vacunados

La medida forma parte de un plan en el que están trabajando grupos interinstitucionales del Gobierno de Joe Biden, con miras a un posible levantamiento de las actuales restricciones a los viajes.

Actualmente, las restricciones afectan a los 26 Estados europeos del espacio Schengen, además de Reino Unido, Irlanda, Brasil, China, Irán, Sudáfrica e India. Foto: AFP
Actualmente, las restricciones afectan a los 26 Estados europeos del espacio Schengen, además de Reino Unido, Irlanda, Brasil, China, Irán, Sudáfrica e India. Foto: AFP
Agencia EFE

Estados Unidos planea exigir que todos los visitantes extranjeros estén completamente vacunados, salvo algunas excepciones, reveló este miércoles 4 de agosto un funcionario de la Casa Blanca.

La medida forma parte de un plan en el que están trabajando grupos interinstitucionales de la Administración del presidente estadounidense, Joe Biden, con miras a un posible levantamiento de las actuales restricciones a los viajes. El funcionario indicó que el objetivo es tener “un nuevo sistema listo” para cuando se puedan reabrir.

Esto incluye “un enfoque por etapas que con el tiempo significará, con limitadas excepciones, que los ciudadanos extranjeros que viajen a Estados Unidos (de todos los países) deben estar completamente vacunados”, agregó.

Actualmente, las restricciones afectan a los 26 Estados europeos del espacio Schengen, además de Reino Unido, Irlanda, Brasil, China, Irán, Sudáfrica e India.

Para los viajeros procedentes de todos estos países solo hay una forma de entrar y es consiguiendo una “excepción de interés nacional” (NIE, por sus siglas en inglés), un permiso especial de entrada que solo se concede por razones específicas de carácter humanitario, económico, de salud o seguridad nacional.

El pasado 26 de julio, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, confirmó la intención del Gobierno de Biden de mantener las actuales restricciones de viaje, ante el aumento de los nuevos contagios con la variante Delta del coronavirus.

Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), la mutación Delta y sus diferentes subvariantes estuvieron detrás del 93% de los casos secuenciados en Estados Unidos durante las dos últimas semanas de julio, y en algunas zonas representó un 98%.

En un solo mes, EE. UU. pasó de una media de menos de 15.000 contagios diarios a comienzos de julio a 80.000 nuevas infecciones al día en agosto.