Niño de Turkana: Google celebra el hallazgo del humano de Turkana con doodle animado

El fósil KNM-WT 15.000, también conocido como niño de Nariokotome, fue descubierto en 1984. El buscador más popular de la red le rinde homenaje.

El esqueleto hallado del Homo ergaster no tenía manos ni pies. Foto: captura Google
El esqueleto hallado del Homo ergaster no tenía manos ni pies. Foto: captura Google
Mundo LR

El 23 de agosto de 1984, en el yacimiento de Nariokotome, próximo al lago Turkana en Kenia, el antropólogo Kamoya Kimeu encontró un esqueleto casi completo de un homínido. Este descubrimiento es rememorado por Google con un doodle animado.

En la ilustración se observa de fondo un paisaje que recuerda a la sabana africana. También se puede ver las letras que conforman la palabra “Google”, pero no presentan sus colores habituales; ahora lucen de un color verde y su estilo es delgado, salvo la segunda letra “O” y la “L”.

La segunda vocal esférica es sustituida por un círculo de tono amarillo donde se van juntando varios trozos de color marrón que conforman un cráneo, y que a su vez están conectados con la silueta de un ser humano, en el cual se pueden observar todas las partes de su osamenta, a excepción de las manos y los pies.

Fueron justamente las manos y los pies que faltaban al fósil bautizado como Niño de Turkana, el cual media cerca de 160 cm de estatura. En un primer momento se pensó que podía alcanzar los 180 cm de estatura, pero estudios posteriores descartaron esta teoría al darse cuenta de que estaban frente a Homo ergaster.

Sus huesos se hundieron en los sedimentos del lago Turkana y se conservaron durante 1.5 millones de años. Sin embargo, este niño es solo uno de los muchos fósiles de estos humanos que se descubrieron cerca del lugar.

El lago Turkana está situado en un ambiente desértico, tiene una superficie de 6405 km² y es conocido como el más alcalino del mundo. Alrededor hay tres parques nacionales de Kenia, considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1997.