Gobierno de Daniel Ortega detiene al sexto candidato presidencial opositor en Nicaragua

Mairena, líder del movimiento campesino de Nicaragua, ofrecía justicia para las víctimas de la crisis social, política y de derechos humanos que atraviesa Nicaragua.

La Policía de Nicaragua mantiene bajo arresto a los aspirantes presidenciales de la oposición, a quienes acusa de "traición a la patria". Foto: composición / AFP
La Policía de Nicaragua mantiene bajo arresto a los aspirantes presidenciales de la oposición, a quienes acusa de "traición a la patria". Foto: composición / AFP
Agencia EFE

El líder campesino Medardo Mairena, quien había anunciado sus intenciones de aspirar a la Presidencia de Nicaragua por la oposición, fue detenido la noche del lunes 5 de julio al igual que otros tres dirigentes rurales, denunció el Movimiento Campesino de Nicaragua.

“Dictadura Ortega-Murillo de cacería. Hoy secuestraron, al momento, cuatro líderes principales de nuestro movimiento. Pedro Mena, Medardo Mairena, Freddy Navas y Pablo Morales”, informó ese grupo en una declaración.

Con esas cuatro detenciones, se elevarían a seis los opositores que han sido aprehendidos la noche de este lunes, y a 27 desde el pasado 28 de mayo. Los otros dos son los líderes estudiantiles Lesther Alemán y Max Jérrez.

Alemán, de 23 años, es el mismo que increpó al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, en una transmisión televisada en vivo durante el inicio de un fallido diálogo nacional hace tres años, en la que le pidió su rendición.

Había sido condenado a 216 años de prisión

En el caso de Mairena, es un dirigente campesino que lanzó sus aspiraciones a la Presidencia de Nicaragua el pasado 7 de abril por la opositora Coalición Nacional, que se quedó sin plataforma después de que el Poder Electoral cancelara la personalidad jurídica al único partido de ese bloque que estaba legalizado.

El líder estuvo en prisión por las manifestaciones contra el Gobierno sandinista que estallaron el 18 de abril de 2018 y un juez afín al presidente Ortega lo condenó a 216 años de prisión por supuestamente matar a cuatro policías, y luego fue amnistiado.

Las protestas contra Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo son un reclamo de los ciudadanos que piden la renuncia de ambos, a quienes acusan de abuso de poder y corrupción. Foto: AFP

Mairena, líder del movimiento campesino nicaragüense anticanal, ofrecía justicia para las víctimas de la crisis social, política y de derechos humanos que atraviesa Nicaragua, así como la liberación de cientos de prisioneros que son considerados “presos políticos” por la oposición y organismos humanitarios.

Nicaragua vive semanas convulsas tras las detenciones de líderes opositores que se producen de cara a las elecciones generales del 7 de noviembre, en las que Ortega, en el poder desde 2007, busca la reelección por cinco años más.

La Policía de Nicaragua mantiene bajo arresto a los aspirantes presidenciales de la oposición Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro y Miguel Mora, a quienes acusa de “traición a la patria”, y ahora también a Medardo Mairena.

Además, a dos exvicecancilleres, dos históricos exguerrilleros sandinistas disidentes, un dirigente empresarial, un banquero, una ex primera dama, cinco dirigentes opositores, un periodista, dos líderes estudiantiles, dos extrabajadores de una ONG, y un conductor de Cristiana Chamorro.

El mandatario, que retornó al poder en 2007 tras coordinar una Junta de Gobierno de 1979 a 1984 y presidir por primera vez el país entre 1985 y 1990, ha acusado a los líderes opositores de intentar derrocarlo con el apoyo de los Estados Unidos y los ha tildado de “criminales”.