VACUNAFEST - Todo sobre la jornada de inmunización a jóvenes de 23 años, rezagados y más
EN VIVO - Alianza Lima vs. Alianza Atlético por la Liga 1

HRW compara la actual situación en Nicaragua con el régimen de Alberto Fujimori

“El régimen de Fujimori fue responsable de hacerse un autogolpe, cerrar el Congreso, perseguir a los líderes opositores e instaurar un sistema dictatorial”, dijo el titular de HRW.

“El único Gobierno que rompió con los principios de un sistema republicano y democrático en Latinoamérica fue el régimen de Fujimori", expresó el responsable de HRW. Foto: composición/AFP
“El único Gobierno que rompió con los principios de un sistema republicano y democrático en Latinoamérica fue el régimen de Fujimori", expresó el responsable de HRW. Foto: composición/AFP
Agencia EFE

La organización internacional Human Rights Watch (HRW) comparó este martes 22 de junio la situación actual en Nicaragua con el régimen de Alberto Fujimori en Perú (1990-2000), después de la detención de cinco precandidatos opositores al presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

“Lo más cercano en el tiempo (que se asemeja a la actual situación en Nicaragua) es el régimen de Fujimori en Perú”, aseguró en una rueda de prensa el director de la división de las Américas de HRW, José Miguel Vivanco.

La ONG presentó un informe de 38 páginas, en el que urge a Naciones Unidas a actuar ante la reciente ola de arrestos contra líderes de la oposición y otros críticos de Ortega.

Líderes opositores perseguidos

En las últimas semanas las autoridades nicaragüenses han detenido e iniciado procesos penales contra los principales candidatos presidenciales de la oposición: Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga y Juan Sebastián Chamorro García y Miguel Mora.

La última detención fue la de Mora, en la medianoche del pasado domingo. Fue arrestado por la Policía Nacional, que dirige Francisco Díaz, consuegro de Ortega, citando una ley aprobada en diciembre pasado que los cataloga como “traidores a la patria” y los inhabilita para optar a cargos públicos.

Vivanco recordó que este tipo de estrategias las siguió Fujimori en Perú en la década de los noventa.

“El único Gobierno que rompió con los principios de un sistema republicano y democrático en Latinoamérica fue el régimen de Fujimori, que fue responsable de hacerse un autogolpe, cerrar el Congreso, perseguir a los líderes opositores e instaurar un sistema de tipo dictatorial”, resumió el responsable de HRW.

Sin embargo, afirmó que “tener simultáneamente a todos los principales líderes democráticos y potenciales competidores o rivales” bajo detención antes de las elecciones en el país, como en el caso de Nicaragua, es una situación “sin precedentes” en América Latina.

Cargos fabricados

Más allá de denunciar las últimas detenciones en Nicaragua, HRW señaló que los cargos que enfrentan los cinco precandidatos han sido “evidentemente fabricados” por el Gobierno de Ortega.

En el caso concreto de Cristiana Chamorro, la aspirante presidencial opositora e hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro, que gobernó Nicaragua entre 1990 y 1997, Vivanco indicó que “está secuestrada en su hogar y limitada solamente a su dormitorio por delincuentes armados que están en control del resto de su casa y que le han cortado todas las comunicaciones”.

“Lo que se busca es sacarla de la contienda electoral para inhabilitarla de cara a las elecciones, lo que deja a Chamorro en una situación de total indefensión”, argumentó Vivanco.

Activar el artículo 99 de la ONU

Ante esta situación, HRW pidió al secretario general de la ONU, António Guterres, que use su poder para invocar el artículo 99 de la Carta de las Naciones Unidas con el fin de convocar una reunión con la justificación de que existe una amenaza para el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales.

El artículo solo ha sido invocado en tres ocasiones (1960, 1979 y 1989), ya que los secretarios generales de la ONU suelen acudir a avisos informales para llamar la atención del Consejo de Seguridad.

Asimismo, la ONG insta directamente a los miembros del Consejo de Seguridad de la ONU a incluir la crisis de Nicaragua en su agenda e implementar sanciones específicas contra los responsables de violaciones de derechos humanos.