Muere de hipotermia un migrante que cruzaba a pie el desierto de Chile a Bolivia

Según autoridades, la víctima intentaba cruzar a pie la zona desértica, un lugar geográficamente complejo, con temperaturas extremas durante la noche y el azote de fuertes vientos.

El migrante fue reanimado por personal de salud luego de presentar signos severos de hipotermia, pero los esfuerzos no dieron resultado. Foto: AFP
El migrante fue reanimado por personal de salud luego de presentar signos severos de hipotermia, pero los esfuerzos no dieron resultado. Foto: AFP
Agencia EFE

Un migrante ecuatoriano de 41 años falleció en la zona fronteriza chileno-boliviana tras intentar ingresar a Chile por un paso no habilitado en pleno desierto de Atacama.

De acuerdo a fuentes policiales, el suceso tuvo lugar este lunes en la zona de San Pedro de Atacama, una pequeña localidad del norte del país ubicada a más de 2.400 metros sobre el nivel del mar. Se trata del séptimo migrante que pierde la vida tratando de llegar a tierras chilenas en lo que va del año.

Según confirmó Efe, el migrante fue reanimado por personal de salud luego de presentar signos severos de hipotermia, pero los esfuerzos no dieron resultado.

De acuerdo a las fuentes policiales, la víctima integraba un grupo de aproximadamente 20 personas —incluyendo un menor de edad― que intentaba cruzar a pie la zona desértica, un lugar geográficamente complejo, con temperaturas extremas durante la noche y el azote de fuertes vientos.

Pese a estas condiciones y a la pandemia de la COVID-19, estas rutas se siguen utilizando con frecuencia por parte de extranjeros que intentan ingresar de manera irregular al país suramericano.

Ya en febrero de este año, la localidad de Colchane, a más de 3.600 metros de altura cerca de la frontera con Bolivia, vivió una crisis sin precedentes al recibir una oleada de migrantes que llegaron a Chile sin documentación, por lo que el Gobierno autorizó entonces el despliegue de las Fuerzas Armadas para combatir el tráfico ilícito de personas en ese punto de la frontera.

Según el Departamento de Extranjería y Migración, en Chile hay cerca de 1,4 millones de migrantes, lo que equivale a más del 7 % de la población, y los venezolanos son los más numerosos, seguidos de peruanos, haitianos y colombianos.

Chile tiene una de las leyes migratorias más antiguas de Latinoamérica, diseñada en 1975 durante la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

Naciones Unidas, además, mostró su “preocupación” por la deportación de un grupo de 56 personas de nacionalidad venezolana en un vuelo que ordenó el pasado domingo el Gobierno chileno como parte de un plan para desalentar la migración irregular.