EE. UU.: menor que huyó de pedófilo lo manchó para que pudieran reconocerlo

La niña de 11 años explicó que se inspiró en una serie de televisión para dejar una marca al secuestrador. “Sabía que eso podría ser una mejor evidencia si la Policía lo encontraba”.

Jared Paul Stanga, de 30 años, ha sido acusado de intento de secuestro de una menor de 11 años. Foto: Escambia County Sheriff’s Office
Jared Paul Stanga, de 30 años, ha sido acusado de intento de secuestro de una menor de 11 años. Foto: Escambia County Sheriff’s Office
Mundo LR

Una menor de 11 años de Florida (Estados Unidos) que logró liberarse de un secuestro ha explicado en una entrevista que manchó el brazo del secuestrador con un juguete viscoso, de color azul y parecido a la plastilina, para que la Policía lo localizara fácilmente.

“Pude ponerle el slime en la parte superior del brazo y un poco en la parte inferior”, sostuvo la menor para el programa Today, NBC News. “Sabía que eso podría ser una mejor evidencia si la Policía lo encontraba”, añadió. Además, contó que su hazaña nació de una serie que ve con su madre.

El martes 18 de mayo, la niña estaba mezclando el slime casero con pintura azul mientras esperaba el autobús para ir a casa, cuando, de pronto, un hombre se bajó de un carro blanco y corrió hacia ella para secuestrarla.

“El hombre salió de su vehículo con un cuchillo en la mano, se acercó a mí y yo intenté correr, pero me atrapó”, explicó.

Las imágenes de una cámara de vigilancia del intento de secuestro —que ayudó a la Policía a dar con el paradero del sospechoso— muestra que el hombre intentó llevar a la niña a su auto antes de tropezar y huir sin ella.

“Ella luchó como un soldado y nunca se rindió”, contó el sheriff, Chip Simmons, en una rueda de prensa.

La pequeña de 11 años narró ante las autoridades que el mismo vehículo blanco se le acercó hace dos semanas y el conductor intentó hablar con ella. Informó de ese incidente a sus padres y al director de la escuela.

Tras el incidente, la niña dice sentirse valiente y orgullosa de sí misma.

Lazy loaded component

Lo atraparon

La Oficina del Alguacil del condado de Escambia (ECSO) identificó al sospechoso como Jared Paul Stanga (30), quien enfrenta cargos de intento de secuestro de una menor, asalto agravado y agresión por el hecho, que tuvo lugar en la ciudad West Pensacola, en el noroeste de Florida.

Detalló que Stanga, ahora detenido, tenía antecedentes por delitos sexuales contra menores y vivía cerca de la escuela donde ocurrieron los hechos, en West Pensacola, que forma parte del condado Escambia.

Jared Paul Stanga está detenido en la cárcel del condado, sin derecho a libertad bajo fianza. “Este animal está fuera de las calles”, dijo el alguacil del condado de Escambia, Chip Simmons, quien aplaudió de nuevo la “valentía” de la niña.