“Hemos vivido tres guerras y esta ha sido repentina”: hablan habitantes de Gaza

“Los niños empezaron a gritar y luego entró un proyectil en nuestra casa”, dijo un hombre que se resguardaba con su familia cuando fueron sorprendidos por un bombardeo israelí dentro de su domicilio.

Manifestantes sostienen un cartel que dice "Palestina", mientras protestan contra el bombardeo israelí de la Franja de Gaza. Foto: AFP
Manifestantes sostienen un cartel que dice "Palestina", mientras protestan contra el bombardeo israelí de la Franja de Gaza. Foto: AFP
Mundo LR

Los graves enfrentamientos entre Israel y Palestina se han intensificado en los últimos días. La violencia que se ha generado ha dejado decenas de heridos y muertos en ambos territorios.

Los habitantes de Gaza han descrito a The Guardian el horror que han vivido durante estos tiempos.

Hussein Abu Qleeq, que vive en una aldea cerca de la frontera, estaba en su casa de tres pisos cuando fue atacada. “Estaba sentado con mi familia”, dijo el hombre, de 30 años, desde el Hospital Shifa en la ciudad de Gaza.

En tiempos de conflicto, sus casas y campos se han convertido en lugares muy peligrosos.

“De repente, hubo un sonido de intenso bombardeo de artillería en la frontera. No esperaba que golpeara las casas. Los niños empezaron a gritar y luego entró un proyectil en nuestra casa”, describió Hussein, quien fue alcanzado por metralla en el cuello, brazo y la espalda.

“Era una atmósfera aterradora. No te lo puedes imaginar. Hemos vivido tres guerras y esta es la primera vez que este bombardeo ocurre de una manera tan repentina y violenta”, señaló.

En el pasado, y por experiencias anteriores, el Ejército israelí advertía a los residentes de esas áreas rurales periféricas que abandonaran sus hogares antes de las operaciones. Sin embargo, no ocurrió así en esta oportunidad.

Jonathan Conricus, un portavoz militar israelí, dijo que las fuerzas del país se ocuparon de sus objetivos, pero no siempre pudieron advertir a los residentes.

“A diferencia de nuestros muy elaborados esfuerzos para despejar áreas civiles antes de atacar edificios grandes o de gran altura dentro de Gaza, eso no fue factible esta vez”, señaló el representante a AP.

Por su parte, Taher al-Kafarneh, de 68 años, que vive en la zona fronteriza cerca de la ciudad vecina de Beit Hanoun, comentó que cuando la violencia empezó a escalar se mudó con sus 15 hijos, sus dos esposas y sus nietos a la casa de su hija, que tiene 150 personas refugiadas.

“Hacia la medianoche comenzó el intenso bombardeo con cohetes de cada lado, además de artillería, y la calle fue bombardeada con misiles violentos y continuos. Un proyectil de un avión o de artillería, no sé, golpeó el último piso de la casa en la que se quedaron algunos de mis hijos y sus hijos, y se cortó la luz de la casa”, dijo.

“Todo el mundo estaba gritando. Alrededor de 40 a 50 personas de la casa resultaron heridas por el bombardeo, y escapamos a pie, hasta que llegaron las ambulancias. Incluso entonces no pudieron llegar a la casa debido al bombardeo en la calle. Así que la gente empezó a llevar a los heridos “, describió.

“Estábamos planeando salir de nuestras casas por la noche, pero los aviones israelíes nos bombardearon, así que tuvimos que esperar hasta la mañana”, dijo Hedaia Maarouf, quien huyó con su familia extendida de 19 personas, incluidos 13 niños. “Estábamos aterrorizados por nuestros hijos, que gritaban y temblaban”.

Los principales hospitales de la zona han visto una afluencia constante de muertos y heridos por el conflicto; sin embargo, desde hace meses se encuentran luchando contra la pandemia del coronavirus.