Tsunami político en Madrid: ¿aplastará la derecha a la izquierda en toda España?

Expertas radicadas en España responden ante el fenómeno Isabel Díaz Ayuso que barrió con la izquierda en Madrid. ¿Su discurso “comunismo o libertad” será exitoso en todo el país?

La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata por el Partido Popular a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, aseveró que la jornada electoral del martes se repetirá en toda España. Foto: EFE
La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata por el Partido Popular a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, aseveró que la jornada electoral del martes se repetirá en toda España. Foto: EFE
Adolfo Cuicas

Muchas personas se sorprendieron cuando la presidenta de la comunidad de Madrid (España), Isabel Díaz Ayuso, decidió convocar elecciones en marzo de este año. Vio una oportunidad y quiso aprovecharla.

El martes 4 de mayo, su apuesta resultó exitosa: el conservador Partido Popular (PP) duplicó su resultado (de 30 a 65 escaños en el Parlamento regional) y estuvo cerca de la mayoría absoluta. Aun así, podrá gobernar con el apoyo del ultraderechista Vox (13).

Muy atrás quedó el gobernante Partido Socialista Obrero Español (PSOE) con 24 parlamentarios, misma cantidad que Más Madrid. Mientras que los grandes derrotados fueron Unidas Podemos (10) y Ciudadanos, que pasó de ser segunda fuerza política a no tener representación.

Lazy loaded component

La jornada electoral dejó muy tocado al presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, y especialmente a la gran figura de Podemos, Pablo Iglesias, quien decidió dejar la política ante la aplastante derrota.

“Hoy empieza de nuevo un nuevo capítulo en la historia de España, porque hoy, desde Madrid, vamos a recuperar la convivencia, la unidad y la libertad que necesita España” enfatizó Ayuso en su discurso de victoria.

¿Voto de castigo contra Sánchez?

En España, algunos expertos han asegurado, en entrevistas o en artículos publicados en los principales medios de comunicación, que se trata de un voto de castigo contra Sánchez e Iglesias, quienes acordaron una coalición en enero de 2020.

Sin embargo, especialistas consultadas por La República coincidieron en que la decisión tomada por la comunidad madrileña, donde manda la derecha desde 1995, no necesariamente se extrapola a nivel nacional.

El presidente Sánchez resaltó la valía del PSOE, a pesar de la derrota. Foto: captura de Twitter

“No es un voto de castigo, el PP gobierna en Madrid hace 20 años, la tradición es de gobiernos de derecha y ahora sí se reafirma con una mayoría que no se veía desde los 80. Hay un triunfo muy potente, pero no hay un voto castigo, hay un fenómeno Ayuso”, apuntó la investigadora Yanina Welp.

Welp, doctora en Ciencias Políticas y Sociales por la Universidad Pompeu Fabra (Barcelona), indicó que “las decisiones autonómicas van dando panoramas distintos” y no son una visión general del país.

Por su parte, la politóloga Cora Ruiz Tena concordó en que “en la Comunidad de Madrid tradicionalmente siempre gana el PP, la derecha tiene una hegemonía por más de 20 años, es un espacio propicio para que ganara la derecha nuevamente”.

Ambas mencionaron el caso de Cataluña, una de las comunidades autónomas más relevantes en el Congreso de los Diputados por su peso poblacional. “El 14 de febrero, PP sacó números desastrosos (...) no se puede extrapolar los resultados de Madrid a unos hipotéticos resultados en el Estado español”, puntualizó Cora Ruiz.

Lazy loaded component

Aun así, tanto Ayuso como el líder de la oposición, su correligionario Pablo Casado, declararon que el resultado se elevaría a toda España en las próximas elecciones generales.

“Esa forma de gobernar con opulencia y con hipocresía desde La Moncloa tiene los días contados, ¡ya está bien!”, aseguró la renovada presidenta de la Comunidad de Madrid. Mientras que Casado lo calificó este miércoles 5 de mayo como “una debacle histórica” de la izquierda y “un paso de gigante” para vencer a Sánchez.

¿Se caerá la izquierda en toda España?

“La derecha se acerca un poco más, en España hay mucha alternancia”, afirmó Welp, quien matizó que no sería sorpresivo un retorno del Partido Popular a La Moncloa porque es característico del bipartidismo reinante.

De hecho, en su momento, Sánchez tuvo dificultades para formar Gobierno por la falta de apoyos. Solo con el voto a favor de Unidas Podemos y de partidos minoritarios logró darle gobernabilidad a la nación europea.

"Es evidente que a día de hoy no contribuyo a sumar", admitió Pablo Iglesias. Foto: EFE

“Estos resultados no necesariamente los impulsa”, aclaró la consultora Ruiz Tena, quien sí consideró que el cambio para Sánchez era “si pensaba en adelantar las elecciones, puede ser que cambie de opinión”.

Sánchez, quien ha mantenido un pulso con Ayuso por la gestión de la pandemia, la felicitó en su cuenta oficial de Twitter por la “gran responsabilidad” otorgada en urnas y le garantizó que “el PSOE siempre estará listo para trabajar por un Madrid mejor”.

En un tono más pesimista, Iglesias lamentó el “éxito electoral impresionante de la derecha trumpista” en la conferencia de prensa en la que anunció su dimisión.

¿Ayuso trumpista?

Diversos especialistas han llamado a mandatarios como Jair Bolsonaro o Nayib Bukele como herederos del trumpismo. Inclusive han mencionado a la candidata por Fuerza Popular, Keiko Fujimori, empero hasta ahora no había resaltado el nombre de Isabel Díaz Ayuso.

Welp y Ruiz Tena, integrantes de la Red de Politólogas, explicaron que efectivamente la nueva ícono de la derecha española y europea representa el movimiento legado por el exmandatario estadounidense Donald Trump.

El líder de la extrema izquierda italiana celebró el triunfo de Ayuso. Foto: captura de Twitter

“Ayuso lo representa bastante, con un discurso que trata de ser políticamente incorrecto, decir lo que nadie dice (...) es un discurso simple”, subrayó la doctora argentina.

Opinó que Iglesias, quien dejó la vicepresidencia para buscar la presidencia de la Comunidad de Madrid, de manera indirecta, catapultó la postulación de la máxima referente del PP en la capital madrileña.

“Sin duda, la entrada de Iglesias y de Podemos al Gobierno nacional ha sido instrumentalizado para una polarización extrema. Básicamente la campaña fue comunismo o libertad del lado de Ayuso, fascismo o democracia del otro lado, con un efecto simplificador que realmente erosiona mucho el debate político”, lamentó.

Ruiz Tena expresó que “este hecho también ha sido utilizada por la derecha, para hablar del miedo”. Así basó su campaña en equilibrar “el comunismo como la barbarie, asemejándolo a Venezuela. Ese es el discurso de la derecha y de Ayuso”.

“Hace discursos simples para dar respuesta a problemas o necesidades muy complejas y multidimensionales”, sostuvo.