Justicia argentina acepta pedido de hombre para evitar que su expareja aborte

Mundo LR

"Le propuse que lo tenga y me lo entregue. Si después ella quiere continuar con su vida lo va a poder hacer”, expresó el hombre. Foto: Infobae
"Le propuse que lo tenga y me lo entregue. Si después ella quiere continuar con su vida lo va a poder hacer”, expresó el hombre. Foto: Infobae

“Solo le pido que lo tenga y que me lo dé”, explicó Franco, quien asegura ser el padre del bebé. El caso no está contemplado en la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

En Argentina, la Sala III de la Cámara Civil de la ciudad de San Juan aceptó este domingo 2 de mayo una medida cautelar solicitada por un hombre para impedir que su expareja aborte, una situación que no fue tratada por la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) aprobada en diciembre del año pasado, informó el diario Infobae.

Se trata de una suerte de vacío judicial, ya que hasta el momento no había ningún veredicto que forzara a una persona a seguir con el proceso de embarazo por pedido del progenitor del pequeño.

“Estoy haciendo lo imposible para defender la vida de mi hijo. Sé de los derechos de quien era mi pareja, pero solo le pido que lo tenga y que me lo dé, yo no le voy a hacer faltar nada”, explicó el 22 de abril Franco, quien afirma ser el padre.

De acuerdo con el testimonio del hombre, la mujer “quiere ponerle fin a su embarazo de 12 semanas”, a pesar de que él se opone. Entre los dos “ya no hay vínculo afectivo” por la decisión que tomó su expareja de detener la gestación.

En diálogo con la radio AM 1020, Franco manifestó: “Como pensamos diferente, hemos perdido el diálogo, pero a pesar de eso, le propuse que lo tenga y me lo entregue. Si después ella quiere continuar con su vida, lo va a poder hacer”.

Mediante sus abogados, el hombre presentó una medida cautelar en el Juzgado de Familia de la provincia para que se “proteja el embarazo” hasta que se determine la cuestión de fondo, pero su demanda fue denegada.

“Todo se focaliza en los derechos de la mujer, pero mi hijo también tiene derechos y nadie puede decidir sobre él. Ya he presentado todo lo que tengo a la Justicia. Ahora espero que por favor entiendan que sólo quiero darle la posibilidad de vivir a mi hijo”, finalizó en su defensa.

El último sábado, la Sala III de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial y Minería decidió dejar sin efecto la sentencia de primera instancia y hacer lugar a la cautelar, precisó el medio argentino.

En el fallo, los jueces indicaron “en primer término, que el apelante estando legalmente casado, le rige la presunción de paternidad”, por lo que consideraron que “corresponde analizar con detenimiento” si el individuo en cuestión “está o no en condiciones de impedir” el aborto, “con el fin de resguardar sus derechos como tal”.

En ese línea, los magistrados subrayaron que “en el matrimonio como institución de orden público los esposos se comprometen a desarrollar un proyecto de vida en común basado en la cooperación, la convivencia, el deber moral de fidelidad y ambos deben prestarse asistencia mutua”, por lo que “el sistema de toma de decisiones que hace a los aspectos más relevantes en la relación conyugal, necesita de forma imperativa de la confluencia de ambas voluntades”.

Por este motivo, la Cámara resolvió “ordenar, como medida cautelar de no innovar”, a la expareja del sujeto que “se abstenga de realizar cualquier práctica que tienda a interrumpir el embarazo hasta tanto la cuestión de fondo sea resuelta”.

Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo

Según la IVE, el aborto es de acceso libre hasta la semana 14, con el solo consentimiento de la persona lo vaya a realizar. Una vez pasado ese periodo, la práctica solo es legal en caso de que haya un riesgo para la salud de la persona gestante, o ante un caso de violación.

De acuerdo con el procedimiento formal, es posible acceder a ese derecho ante los servicios del sistema de salud público y privado, en un plazo máximo de 10 días desde su requerimiento. El funcionario público o personal sanitario que obstaculice o se rehusé a practicar un aborto en los casos legalmente permitidos podrá ser inhabilitado para el ejercicio de la profesión.