Instan a Biden a ratificar la ayuda económica para abortos en el extranjero

Mundo LR

El Instituto Guttmacher ha calculado que al derogar la enmienda Helms disminuirían en 19 millones los abortos inseguros. Foto: AFP
El Instituto Guttmacher ha calculado que al derogar la enmienda Helms disminuirían en 19 millones los abortos inseguros. Foto: AFP

Además, organizaciones piden derogar la enmienda Helms, erróneamente interpretada como la prohibición absoluta del apoyo financiero para los abortos.

Más de 140 organizaciones de derechos humanos firmaron una carta pidiendo al presidente Joe Biden apoyar un proyecto de ley que deroga permanentemente la enmienda Helms de 1973, que ha sido erróneamente interpretada como la prohibición total del apoyo económico estadounidense para los servicios de aborto en el extranjero.

“Tal como está escrito, la ley restringe el uso de la ayuda exterior de Estados Unidos para el aborto como método de planificación familiar. Esto no incluye casos de violación, incesto o poner en peligro la vida; sin embargo, la falta de claridad en torno a la ley ha impedido el uso de fondos en estos casos, incluso en situaciones de emergencia humanitaria “, se puede leer en la carta.

Sucesivas administraciones han interpretado esta ley como la prohibición absoluta para financiar este servicio en el mundo. Por eso, las organizaciones han solicitado que el jefe de estado confirme que la ayuda económica se puede brindar en casos de violación sexual, incesto y cuando la vida de la persona gestante está en peligro.

Akila Radhakrishnan, presidente del Global Justice Center, resaltó que las autoridades han “normalizado” la creencia de que la enmienda Helms no permite la interrupción voluntaria del embarazo bajo ninguna causal.

Por ello, en la misiva, las asociaciones señalan que estas restricciones “al aborto en los Estados Unidos, incluida la enmienda Helms, han estado vigentes de manera constante durante décadas, causando daños por valor de generaciones, y continuarán haciéndolo si no se toman medidas. Este es un asunto de suma urgencia, ya que la autonomía corporal y la libertad reproductiva están cada vez más bajo asedio “.

La asesora de la organización benéfica de salud reproductiva firmante Ipas, Bethany Van Kampen, expresó de manera contundente que la ley “tiene que ser derogada por completo”, pero mientras tanto “¿por qué no mitigar el daño de Helms? Eso salvaría vidas de inmediato “.

El Instituto Guttmacher ha calculado que al derogar la enmienda Helms disminuirían en 19 millones los abortos inseguros y se evitarían 17.000 muertes maternas al año.