OMS: beneficios de vacuna AstraZeneca “superan con creces los riesgos”

Tras analizar los estudios recientes, los expertos de la OMS consideran “verosímil” una relación causal entre la vacuna contra el coronavirus y raros casos de trombosis.

La OMS se pronuncia sobre los riesgos de la vacuna AstraZeneca. Foto: difusión
La OMS se pronuncia sobre los riesgos de la vacuna AstraZeneca. Foto: difusión
Mundo LR

El grupo científico que asesora a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en temas de vacunación sostiene que los beneficios de la vacuna contra el coronavirus de AstraZeneca superan ampliamente a los riesgos, según las recomendaciones actualizadas que acaba de publicar.

Los expertos han emitido esta actualización tras analizar los resultados de estudios recientes donde se presentaban casos de trombosis tras la vacunación. Indican que “los mecanismos biológicos” de ese síndrome siguen bajo investigación.

Sobre esta preocupación, de parte de los países que utilizan o tienen órdenes pendientes de esta vacuna, el grupo científico de la OMS recuerda que la mayoría de casos se han registrado en la Unión Europea y en el Reino Unido. Fuera de esos territorios se han reportado casos todavía más raros tras la utilización de la vacuna de AstraZeneca.

En los datos recogidos por el Reino Unido al último 31 de marzo se indica que hubo aproximadamente cuatro casos de trombosis por un millón de vacunados y en la Unión Europea se registró un caso por 100.000 vacunados.

“Los datos de Europa apuntan a que el riesgo puede ser más alto en adultos jóvenes en comparación con los adultos mayores, sin que se haya identificado un factor de riesgo específico”, precisó el grupo asesor de la OMS. La conclusión más relevante de los expertos es que “en países con transmisión del coronavirus SARS-CoV-2, el beneficio de la vacunación para proteger contra la COVID-19 sobrepasa con creces los riesgos”.

Datos posteriores a la fase 3 de los ensayos clínicos realizados el año pasado han permitido revisar al alza la tasa de eficacia de esta vacuna, que ahora se considera es del 76% para infecciones sintomáticas de COVID-19, frente al 63% estimado anteriormente.

Los expertos en inmunización señalan que en el grupo de edad de mayores de 65 años la eficacia ha sido del 85% y que ha confirmado ser segura. No obstante, reconocen que la evaluación del riesgo-beneficio puede diferir según el país y que cada uno debe considerar su propia situación epidemiológica, los riesgos de su población y la disponibilidad de otras vacunas.

Destaca que en los grupos de más edad el beneficio de esta vacuna es más importante frente a los riesgos. La OMS también enfatiza la recomendación del uso de la vacuna de AstraZeneca en países donde circulan variantes del coronavirus original, principalmente.