Brasil en alarma y preocupación tras hallar nueva variante con 18 mutaciones

Mundo LR

larepublica_pe

08 Abr 2021 | 11:01 h
Brasil es el segundo país con más fallecidos y casos confirmados de la enfermedad. Foto: EFE
Brasil es el segundo país con más fallecidos y casos confirmados de la enfermedad. Foto: EFE

‘Variante de Belo Horizonte’ inquieta a expertos. Gobernador Romeu Zema ha dicho que es “muy preocupante”, sobre todo ahora que Brasil es el país donde más se muere por COVID-19.

La identificación de una nueva variante del coronavirus realizada por científicos de la Universidad Federal de Minas Gerais (sureste de Brasil) en la capital regional, Belo Horizonte, “es muy preocupante”, reconoció este jueves 8 de abril el gobernador del estado, Romeu Zema.

Según los expertos, algunas de las alteraciones que presenta lavariante de Belo Horizonte’ (BH) —que tiene 18 mutaciones con respecto a la original— son las mismas que aparecen en la otra variante brasileña, surgida en el estado de Amazonas (norte) y conocida como P.1, así como en las de Reino Unido y Sudáfrica, todas ellas asociadas a un mayor poder de infección.

La investigación preliminar apunta a que este nuevo linaje también podría ser más transmisible y ya estaría extendido en la capital y otras ciudades de Minas Gerais, que en la víspera registró un nuevo récord diario de óbitos asociados a la COVID-19, con 508 fallecidos en las últimas 24 horas.

Citado por el diario O Tempo, el gobernador Romeu Zema indicó que el hallazgo hace “aún más relevante el mantenimiento de las medidas de aislamiento social y la aceleración del proceso de vacunación, (que) debe simplificarse al límite para evitar que Brasil sea el caldo de cultivo para las mutaciones”.

Por ahora, el secretario de Salud de Minas Gerais, Fábio Bacheretti, se ha reunido con los autores del estudio para conocer los impactos del hallazgo. De confirmar su existencia, esta nueva variante puede ingresar a listas internacionales de linajes conocidos.

Hasta la fecha, la OMS y el CDC (Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades) de EE. UU. han destacado cinco variantes más preocupantes: B.1.1.7 (detectado inicialmente en el Reino Unido), P.1 (conocida como variante Manaus), B.1.351 (Sudáfrica), B.1.427 y B.1.429 (EE. UU.)

En tanto, Brasil es el segundo país con más fallecidos y casos confirmados de la enfermedad, tan solo por detrás de Estados Unidos, aunque actualmente es el lugar del planeta donde más se muere por COVID-19.

¿Qué dicen los expertos sobre la detección?

El biólogo y divulgador científico Atila Iamarino ha indicado que, sin un plan de acción federal, se están seleccionando virus más transmisibles y con mayor poder de reinfección.

“Mientras el plan de acción federal sea promover el contagio, que pone en contacto a personas vulnerables, curadas y vacunadas con el coronavirus, se generarán variantes. La evolución es implacable y estamos seleccionando virus que sean más transmisibles y que se reinfecten”, indicó en Twitter.

A su turno, la biomédica y neurocientífica Mellanie Fontes-Dutra señaló que las variantes se están adaptando, de modo que urge controlar la transmisión.

“Recibiendo el nombre de P.4, esta variante que circula en Belo Horizonte presenta 18 nuevas mutaciones, algunas compartidas con P.1, P.2 y B.1.351. ¿Recuerdas de lo que hablamos cuando las variantes se estaban adaptando? Necesitamos controlar la transmisión. Esto es imperativo”, dijo en la misma plataforma social.

Según una nota publicada por los investigadores, “los resultados de la investigación requieren esfuerzos urgentes de vigilancia genómica en la región metropolitana de BH y el estado de Minas Gerais” para evaluar la situación.

El seguimiento de los cambios en los códigos genéticos ayuda a rastrear casos preocupantes. Es un procedimiento fundamental para apoyar las medidas de bloqueo de la transmisión de la enfermedad.

El problema ―indica la BBC— es que, debido a la falta de recursos, Brasil y el resto de América Latina enfrentan dificultades para monitorear nuevas variantes del virus.

La epidemióloga Zulma Cucunubá, especialista en enfermedades infecciosas y salud pública del Imperial College London (Reino Unido), lo alertó en marzo pasado: “América Latina necesita una fuerte vigilancia genómica. Todavía es mínima. No sabemos qué está pasando con las variantes del SARS-CoV-2 en la región”.