Kremlin: Rusia se rehúsa a hablar de guerra fría, pero se prepara para todo

“Confiamos en lo mejor, pero estamos preparados para lo peor siempre”, declaró Dmitri Peskov, portavoz del palacio presidencial ruso.

La Republica
El portavoz presidencial informó que “ahora mediante canales diplomáticos se toman medidas para solicitar ese tipo de contacto”. Foto: AFP
Agencia Sputnik News

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, se rehusó a comentar las conjeturas de expertos sobre una nueva guerra fría con Estados Unidos, pero dejó claro que Rusia se prepara para todos los escenarios.

“Observadores y expertos se ganan la vida con semejantes pronósticos. Por nuestra parte, confiamos en lo mejor, pero estamos preparados para lo peor siempre”, declaró a los periodistas.

El representante del Kremlin señaló que “el presidente (Vladímir Putin) ha manifestado claramente su deseo de continuar las relaciones entre los dos países a pesar de todo, porque ello está en el interés del mundo entero”.

“Ahora bien, no podemos dejar de tomar en cuenta las palabras del Sr. Biden”, agregó. Además, Peskov declaró que el presidente de Rusia propuso a su homólogo estadounidense tener una conversación y no un debate.

“Obviamente no pueden haber debates entre los dos presidentes. (Putin) propuso tener una conversación, continuar el diálogo entre los líderes de los dos Estados”, dijo Peskov ante la prensa.

El portavoz presidencial informó que “ahora mediante canales diplomáticos se toman medidas para solicitar ese tipo de contacto”.

“De momento no hay ni puede haber ningún detalle; aún ni siquiera sabemos sobre la decisión de los estadounidenses (sobre la propuesta de Putin). Por supuesto, se puede hablar de algún formato concreto una vez recibida la reacción por parte de Estados Unidos”, afirmó.

Peskov destacó que ,a pesar de que las tecnologías de comunicación que existen entre los dirigentes de Estados Unidos y Rusia sirven para celebrar videoconferencias cerradas, no hay ningún problema en organizar una en formato público.

En opinión del portavoz del Kremlin, el diálogo entre los presidentes de Rusia y EE. UU. podría ser interesante tanto para los rusos como para los estadounidenses.

La propuesta de celebrarlo “en directo se debe a ciertas declaraciones del señor Biden. Se trata de declaraciones sin precedentes. Y para no permitirles dañar definitivamente las relaciones ruso-estadounidenses, que ya se encuentran en un estado deplorable, el presidente Putin propuso discutir esa situación, pero hacerlo en público, porque esto puede ser interesante para los pueblos de los dos países”, indicó.

A su vez, el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, declaró que Moscú está preparado para un desarrollo difícil de las relaciones con Washington.

“La situación (de las relaciones con Estados Unidos) no es fácil, pero estamos preparados para tal desarrollo de los acontecimientos”, aseguró Lavrov. Reiteró que Moscú estará dispuesto a cooperar con Washington “solo en los ámbitos que nos interesan y solo en términos que nos beneficien”.

El 18 de marzo, el Ministerio de Exteriores ruso llamó a consultas a su embajador en Washington, Anatoli Antónov, para analizar el futuro de las relaciones bilaterales. Según las previsiones, Antónov viajará a Moscú el 20 de marzo.

El embajador fue convocado un día después de que el presidente Joe Biden, en una entrevista con la televisión ABC News, respondiera afirmativamente a la pregunta sobre si “cree que Putin es un asesino”. En aquella ocasión también amenazó con hacerle pagar por una supuesta interferencia en las elecciones de noviembre de 2020.

En una primera reacción al comentario de Biden, el 18 de marzo, Putin señaló que, “cuando se da una valoración a otras personas o a otros Estados y pueblos, es como si uno se mirara en el espejo”. El líder ruso también sugirió a su par estadounidense protagonizar una discusión televisada en directo el 19 o el 22 de marzo, alegando que “sería interesante para el pueblo de Rusia y Estados Unidos al igual que para otros países”.