Taiwán reporta su décima víctima mortal por la COVID-19

Desde el inicio de la pandemia, la isla ha confirmado 967 contagios. Cuarentena obligatoria a viajeros y uso de las mascarillas son algunas de las medidas claves impuestas por el Gobierno para afrontar crisis.

La disposición de los ciudadanos de mantener el distanciamiento social también ha permitido tener pocos contagios. Foto: EFE
La disposición de los ciudadanos de mantener el distanciamiento social también ha permitido tener pocos contagios. Foto: EFE
Mundo LR

La isla de Taiwán ha confirmado este sábado 6 de marzo la décima víctima mortal por coronavirus en su territorio. Según el Centro de Comando Central de Epidemias de Taiwán (CECC), el paciente, de 60 años, trabajaba en Myanmar (Birmania) y contrajo el coronavirus en diciembre.

El ministro de Salud y Bienestar, Chen Shih Chung, confirmó en una conferencia de prensa que el hombre fue hospitalizado dos veces en Myanmar y luego fue enviado de regreso a Taiwán el 7 de febrero para recibir tratamiento médico adicional.

El paciente se agravó el lunes y falleció este fin de semana debido a un paro orgánico múltiple, según Chen.

En tanto, la nación de 23,6 millones de personas, ha informado que tiene 967 casos de la COVID-19, incluidos 77 casos de transmisión local.

En ese contexto, Taiwán viene desarrollando sus vacunas a nivel nacional, las que podrían comenzar la producción masiva en julio de este año, pero solo si completan con éxito los ensayos clínicos en curso, dijo el el ministro de Salud y Bienestar durante el viernes último.

Medigen Vaccine Biologics Corp. y United Biomedical son los laboratorios que fueron aprobados para la segunda fase de ensayos clínicos a fines de diciembre y enero, respectivamente.

Mientras tanto, AstraZeneca y Moderna suministrarían las primeras vacunas a ese país. Chen dijo que el presidente Tsai Ing-wen y el primer ministro Su Tseng-chang serían los primeros en recibir la vacuna, con el fin de demostrar la seguridad de las mismas a los preocupados por sus efectos secundarios.

Sin embargo, Chen reiteró su esperanza de que el programa de vacunación proceda de acuerdo con la lista de prioridades publicada.

Los comentarios del ministro se produjeron después de que 117.000 dosis de la vacuna AstraZeneca llegaran a la isla el miércoles 10 de marzo.

¿Cómo han logrado mantener pocas muertes y contagios por la COVID-19?

Desde las primeras alertas sobre la aparición del virus en 2019 en China, las medidas tomadas por Taiwán incluyeron reducir de manera drástica los vuelos internacionales, antes que el SARS-CoV-2 se expandiera por otros continentes. Además, se impuso cuarentena obligatoria a los viajeros desde el principio, algo clave para detener la propagación.

Otra decisión del Gobierno fue la prohibición de exportar mascarillas, y de esa forma asegurar reservas suficientes para el país. Desde abril de 2020, el uso de las máscaras protectoras es obligatorio en lugares como el transporte público.

La tecnología también ha sido un buen aliado para el control de la epidemia. El Gobierno taiwanés desarrolló un programa que ha permitido a los usuarios poder contar sus viajes al exterior y ver si desarrollaban algún síntoma, y de esa manera tener controlados a los posibles positivos, lo que ha sido utilizado en los aeropuertos para tener mayor control sobre los pasajeros con altos riesgos de infección.