ELECCIONES 2022 - Por primera vez Minedu no suspenderá clases escolares a nivel nacional
Mundo

COVID-19 en Israel: casos graves bajan a menos de 700 por primera vez este 2021

Más de tres millones de personas ya recibieron ambas dosis de la vacuna contra el coronavirus. Planean reabrir los negocios el próximo domingo.

Unas 4 859 948 de personas en Israel han recibido la primera dosis de vacuna contra la COVID-19. Foto: AFP
Unas 4 859 948 de personas en Israel han recibido la primera dosis de vacuna contra la COVID-19. Foto: AFP
Agencia Sputnik News

Los casos graves de coronavirus en Israel han caído por debajo de 700 por primera vez desde finales de diciembre, y alrededor del 87% de la población adulta, no ultraortodoxa y no árabe, ha recibido la vacuna o se ha recuperado de la enfermedad, según el Ministerio de Sanidad.

Este miércoles se diagnosticaron 4.143 nuevos casos, lo que eleva la cifra desde el inicio de la pandemia a 791.319, incluidos 42.276 casos activos. De todos ellos, 699 se encontraban en estado grave, incluidos 261 considerados como críticos y 224 pacientes con ventiladores. El número de muertos se elevó a 5.815.

La tasa de reproducción básica, o tasa R, que mide el número promedio de personas que infecta cada portador del virus, volvió a bajar de 1 a 0,99, lo que significa que el brote ahora está disminuyendo ligeramente.

Además, 4 859 948 de israelíes han recibido la primera dosis de vacuna, de los cuales 3 576 379 también recibieron ambas dosis. Varios millones de israelíes no son candidatos a recibir la vacuna, la mayoría de ellos porque son menores de 16 años.

Israel ha sido destacada a nivel internacional por su exitoso plan de vacunación contra la COVID-19. Foto: AFP

El viceministro de Salud, Yoav Kisch, dijo esta semana que una nueva reapertura de los negocios, planeada para el próximo domingo, podría detenerse si la tasa R subía por encima de 1,1 cuando el gabinete se reunía este jueves.

Sin embargo, funcionarios de sanidad anónimos dijeron al periódico Maariv este jueves que existía la preocupación de que el plan de reapertura estuviera siendo influenciado por las consideraciones políticas del primer ministro Benjamín Netanyahu antes de las elecciones del 23 de marzo.

“En los últimos días ha habido una decepción generalizada en el Ministerio de Salud por la conducta del primer ministro. Ha estado con nosotros todo el tiempo, pero de repente sentimos que la elección está afectando sus consideraciones”, dijo la fuente.